Usados no quieren perder el paso

A la hora de obtener un vehículo es prudente asesorarse y tener probada su calidad técnica y legal. Enfrentan la alta competencia de vehículos económicos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

JAZMÍN PILAR ÁVILA C.
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
CALI

Aunque los carros nuevos tienen dominado el mercado en el último año, en Cali los de segunda buscan un nuevo espacio en esa competencia de precios.

Los usados tienen ventajas y desventajas en esta perspectiva. Les favorece que afrontan un endeudamiento menor y hay marcas con reconocimiento que garantizan una buena compra.

Mientras tanto, los nuevos tienen ese sello de estreno y también hay propuestas de marcas confiables en diseños y motores. Este año las empresas tienen la intención de alcanzar las 250.000 unidades vendidas, pero el mercado no ha tenido el ritmo del año pasado en el país.

Isauro Murcia, gerente comercial de Motovalle, explica que cuando se compra un carro usado en un concesionario reconocido, aunque no tiene garantías como uno nuevo, sí tiene el respaldo de la empresa.  "Nosotros no recibimos ningún carro sin antes hacerle el peritaje y revisar la historia del mismo", dice.  

Pero aclara que los carros nuevos se favorecen con sus precios.
"La compra de usados está más influenciada por las circunstancias y la capacidad económica", anota. 
Óscar Perlaza cuenta que se ahorró aproximadamente 12 millones de pesos al comprarle un Mazda 323 a un conocido. "Tenía el dinero disponible y no quería endeudarme. La marca y la consecución de respuestos son favorables", dice.

Al igual que él hay muchos en Cali que prefieren negociar un vehículo de segunda con amigos, conocidos o familiares porque les sale más barato que comprarlo nuevo, en buenas condiciones y con todos los papeles en regla.  Pero otros se inclinan por los concesionarios por las garantías. 

Faiver Olaya, gerente propietario de Comercializadora Automotriz SVA, expone que los carros de segunda siguen su venta por la desconfianza que los usuarios les tienen últimamente a perder dinero si compran carros nuevos. "La gente pierde plata porque compran un carro nuevo a un precio y al mes el concesionario lo pone en oferta y sale más barato que cuando lo compró y en las misma condiciones".

Pese a las ofertas en precios y nuevas marcas, este año se estima que el mercado de usados se ha incrementado en un 25 por ciento en comparación con el 2007. Eso se explica en que el año pasado no fue bueno para los usados. 

Una de las recomendaciones en los concesionarios se centra en que haya cuidado con los documentos de compra. Olaya recuerda que hace un tiempo escuchó un caso de una señora que adquirió un vehículo usado con todos los papeles en regla y con el respectivo peritaje. Pero después de un tiempo resultó que el vehículo era robado. Con las investigaciones se comprobó que se trató de un autorrobo para defraudar a la aseguradora.

Aunque no le ha tocado lidiar con este problema, por situaciones como éstas Olaya y los expertos en compra y venta de usados recomiendan indagar la historia del vehículo, que esté con sus respectivas revisiones y que se encuentre al día con las normas de tránsito.  
 
Compra con asesoría 
Una de las garantías de quienes buscan un carro usado está en probar su calidad en todo sentido. No solo se requiere verificar el estado técnico y de presentación del vehículo, además se debe tener un certificado de tradición reciente a la mano y un registro de inspección de la Sijín.

A la hora de comprar un carro, sobre todo si no es nuevo, es cuando más riesgo se corre, por los problemas legales que pueda tener el vehículo. Por ello es recomendable buscar asesoría de alguien que sepa del tema y, de ser posible, de un concesionario reconocido.  

Hay que tener en cuenta, además, que todavía gran parte del parque automotor no ha cumplido con las nuevas disposiciones de exámenes técnicos y mecánicos; más exactamente el 60 por ciento de los carros que ruedan por el país no tiene el certificado de revisión técnico-mecánica. 

El tema de la retoma Julio Morales, un comerciante, dice que se queda con las marcas consolidadas porque tienen mejor salida a la hora de una reventa.

Cifra
40 o 45 mil carros usados, en promedio, se mueven entre unos 150.000 que recorren las calles de Cali. Según la Secretaría de Tránsito y Transporte de la ciudad, cada año aumenta en un 15 por ciento el número de vehículos en las calles.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.