Vacaciones / 12 consejos para viajar más seguros

Estos consejos, que no están en orden de importancia, pueden ayudarles a planear mejor sus viajes de vacaciones con la debida anticipación y a tomar algunas medidas preventivas en el manejo de su automóvil en carretera.

Redacción Motor

05:00 a.m. 25 de marzo del 2009

 1. Si no tiene las cuatro llantas en perfecto estado, ponga las dos mejores adelante para asegurar las acciones de frenado y dirección. Pero recuerde que en piso resbaloso su carro está más propenso a una patinada de la parte trasera. También es recomendable subir unas cuatro o cinco libras la presión, siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.


2. Cambie, si es necesario, las pastillas y bandas de frenos y hágalo con varios días de anticipación al viaje para que se haga el asentamiento. Es FUNDAMENTAL cambiar el líquido para frenos por uno de especificación mínima DOT4. Esta es una de las operaciones preventivas más importantes para un viaje en carretera, donde los frenos tienen mucho más trabajo y temperatura.


3. Las plumillas de los limpiabrisas se gastan. No hay nada más molesto que una cuchilla que deja huellas en el vidrio y esto a su vez degenera la visibilidad, sobre todo en la noche. Sustitúyalas si tiene dudas.


4. Verifique la alineación de las luces y su funcionamiento. Además de que la Policía lo puede detener y multar si tiene algún bombillo dañado, es muy peligroso ir con luces malas en un camino desconocido.


5. No hay cosa más riesgosa que salir del taller para el paseo. Haga la revisión de su carro con una semana de anticipación para estar seguro de que la reparación quedó bien hecha porque en la carretera no tiene chance de arreglarlo y daña las vacaciones con un mal arranque o el presupuesto con una varada.

6. La revisión debe mirar las condiciones de las correas, niveles de líquidos, mangueras, estado de las conexiones eléctricas, limpieza o cambio de los filtros, especialmente el de gasolina, todo el sistema de frenos y no sobra alinear y balancear, después de cerciorarse que no hay juegos ni daños en la suspensión y sus partes. No es necesario cambiar esos elementos, pero sí tener un mecánico que sepa valorar bien su estado.

7. Revise bien su llanta de repuesto, ínflela con unas libras de más por si tiene escapes, cerciórese de que el gato está bien y que van todos los elementos del equipo de carretera. Recuerde que ahora hasta la fecha de vencimiento del Isodine del botiquín puede generarle una multa. No se lleve un cuero de llanta para desvararse porque usted nunca sabe dónde estará el próximo montallantas en la carretera y le puede tocar hacer muchos kilómetros con una rueda peligrosa o que simplemente no aguanta.

8. Es recomendable, sobre todo si usted vive en tierras altas, agregar un poco de gasolina extra en el tanque o definitivamente usarla 100% para evitar que el motor detone y cascabelee cuando llegue al nivel del mar.

9. No deje colgar el carro en las subidas. No tenga miedo de acelerarlo si necesita su potencia para trepar o pasar. Para eso están los motores, para usarlos y exprimirlos. Eso ni los gasta ni los daña.

10. Trate de bajar siempre en el mismo cambio que usaría para subir, para ayudarles a los frenos a sostener el carro. Si es automático y está en cuestas largas, ponga la palanca en 2ª para que se use el efecto de frenado del motor.

11. Vigile la temperatura del motor. Si por alguna razón observa que se está pasando de los límites por tráfico lento u otro factor, un buen truco es abrir el paso de agua caliente a la calefacción y prender el ventilador interior. Esto pone hirviente la cabina, pero ayuda a enfriar el motor y a pasar la emergencia.


12. Exija que todos los ocupantes que van atrás en el carro usen el cinturón de seguridad. Nunca lleve a los bebés o menores en la parte delantera ni de pie en el medio de los asientos porque este es el sitio perfecto para que se lesionen en caso de una frenada brusca o un golpe.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.