Vehículos probó el Ford Fiesta edición 2014, que estrena 'pinta'

El cambio más evidente está en la nariz, ahora con una parrilla voluminosa y luces envolventes.

Redacción Motor

06:44 p.m. 01 de noviembre del 2013

La senda de éxito de Ford en Colombia se debe, en gran medida, al modelo Fiesta, el más equipado del segmento de los subcompactos que fue retocado en su aspecto físico, pero también en sus prestaciones, aun más completas que las de su antecesor.

A nuestras manos llegó la versión Titanium de carrocería hatchback, movida por el mismo motor 1,6 litros que equipa todas las versiones, de 120 caballos de potencia a 6.350 rpm y un torque de 112 libras/pie a 5.000 rpm, aunque unido a una caja manual automática Powershift de seis velocidades.

Como muchas de estas transmisiones, esta incorpora la posición ‘S’ que le permite al motor trabajar más revolucionado entre cambio y cambio y con una recuperación de torque más precisa y eficiente.´ Contempla también un modo manual de conducción, bautizado SelectShift por Ford, con la ayuda de un botón (+/-) ubicado en el costado izquierdo del pomo de la barra de cambios que se puede accionar con el dedo pulgar.

Capítulo aparte merecen los sistemas de seguridad de serie, especialmente el asistente de arranque en pendientes, una novedad en este segmento que le ayuda al conductor a pasar el pie con tranquilidad desde freno hasta el acelerador cuando el vehículo está parado sobre una calle empinada: ese mecanismo lo sostiene varios segundos y no lo deja rodar hacia atrás.

Los siete airbag, antes exclusivos de los Fiesta más equipados, ahora son de norma en las cuatro versiones, al igual que los controles de estabilidad y tracción, los frenos delanteros con ABS y ESC y el sensor de presión de llantas, todos estos verdaderos diferenciadores en un segmento que tiende a ahorrar en seguridad para ganar en detalles de estética.

El cambio más evidente del Ford Fiesta está en la nariz, ahora con una parrilla voluminosa, luces envolventes y molduras inferiores con las exploradoras.

Este rediseño frontal fue especialmente favorable para la carrocería sedán o Sportback. Visto de lado, el Fiesta con baúl parece recrear el nuevo Fusion (tope de gama en Colombia), gracias también a los nuevos rines de 16 pulgadas (15 en la versión básica) y, muy especialmente, a la zona posterior.

Para todos los bolsillos

En Colombia, las cuatro versiones con las que la marca pretende sostener la curva de ventas (alcanzó las 2.567 unidades al corte del primer semestre de este año), son comercializas en 37,9 millones (Sportback SE), 42,9 millones (Sportback Titanium), 38,5 millones (Hatchback SE) y 43,5 millones de pesos (hatchback Titanium).

Opciones en dos carrocerías

El Ford Fiesta se ofrece en dos carrocerías: sedán y hatchback, cada una con dos niveles de equipamiento: SE (básico) y Titamium (full equipo), pero todas con sistema de conectividad (Sync manos libres con pantalla de 4,2 pulgadas para las versiones SE y My Ford Touch con pantalla de 6,5 pulgadas para los Titanium), techo corredizo de cristal, faros delanteros halógenos, control de radio y manos libres en el volante.

Sin duda, el vehículo mejor equipado de este segmento.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.