La versión 2016 del Cruze estrena cara, sistemas de conectividad y seguridad de última generación

Viene con un interior más sofisticado y dos niveles de equipamiento. Las vitrinas de Colmotores lo ofrecen en las versiones de 58,3 millones de pesos (mecánico) y 64,8 (automático).

Redacción Motor

05:21 a.m. 19 de mayo del 2015

Chevrolet actualiza el Cruze

Una persiana frontal doble con detalles cromados y tiras led para iluminación diurna, ubicadas bajo el parachoques delantero, son los cambios más evidentes del Chevrolet Cruze, que en su versión 2016 se muestra más aterrizado a las exigencias del consumidor actual, con tecnologías de última generación y soluciones de confort para rodar con argumentos al lado de su competencia.

Específicamente la versión más equipada, bautizada LT por Chevrolet, no requiere la intervención de la llave para abrir las puertas o encender el motor, gracias al sistema bautizado ‘Peps’ por la compañía, que se refiere a accionamientos remotos que funcionan mediante sensores que detectan el control y abren la chapa de la puerta y, una vez adentro, encienden el auto presionando un botón start/stop ubicado al lado del timón.

En seguridad, los representantes de la marca también decidieron meterse la mano al dril para equipar el modelo full: incluye seis airbags, alertas de punto ciego en los espejos laterales (abatibles eléctricamente), retrovisor sensible al nivel de la luz, frenos ABS con distribución de frenado EBD y sensor de lluvia, estos últimos presentes también en el modelo LS.

Ambas versiones fueron dotadas con idéntico motor 1,8 litros de cuatro cilindros, que desarrolla 138 caballos de potencia a 6.200 rpm y un torque de 17,9 kg-m a 3.800 rpm. El del modelo LS, sin embargo, viene acoplado a una caja mecánica de seis marchas, mientras que el del LT solo se ofrece conectado a una caja automática de igual número de marchas con opción manual de cinco.

Los representantes de la marca prometen una cabina más insonorizada que la de su predecesor, gracias a su diseño inspirado en los modelos Impala y Malibú, a los acabados de calidad de la cabina y a la suspensión, McPherson con resortes helicoidales adelante y de eje de torsión atrás, ayudados por amortiguadores de gas de doble acción.

Las exploradoras incrustadas por debajo del parachoques y rodeadas por una moldura de aluminio son estándar para los dos modelos, al igual que las unidades de luces halógenas envolventes que se enmarcan bajo el capó y hacen resaltar la nueva parrilla. Atrás, en cambio, quedaron intactos los stops, una decisión que no lo desmarca del modelo anterior y lo hace ver como si tuviera varios años a cuestas.

Pero al margen de todos estos atributos, Chevrolet hace especial énfasis en los nuevos sistemas de conectividad, específicamente el de Chevystar Mylink, la plataforma patentada por la marca. En el nuevo Cruze se acciona a través de una pantalla táctil de siete pulgadas ubicada en el centro del tablero, que permite reproducir audio a través del teléfono inteligente o un puerto USB, además de recibir órdenes a través de comandos de voz para realizar llamadas o acceder a música vía Internet.

También insiste en el interior, al cual le dio un toque más sofisticado y moderno, especialmente en el tablero, con tres módulos redondos encargados de las revoluciones, la velocidad y la computadora a bordo, esta última accionable desde el timón para verificar el estado general del vehículo y cotejar, por ejemplo, si la transmisión ‘secuencial’ está en modo manual o automático o leer el mismo odómetro en números digitales.

El Cruze es fabricado en Corea para todos los mercados, incluido el estadounidense, aunque fue diseñado y producido globalmente con un equipo multidisciplinario de ingeniería y desarrollo de Corea, Alemania y Estados Unidos gracias a su buena acogida en los diferentes mercados de Europa, Asia y Norteamérica.

En Colombia, este sedán mediano de Chevrolet rueda desde el 2010 en un segmento donde se mueven modelos exitosos como Mazda 3, Ford Focus, Nissan Sentra, Kia Cerato, Hyundai i35 y Volkswagen Golf. De ahí la importancia de su nuevo equipamiento, además de la carrocería de tamaño generoso (4.641 milímetros de largo, 1.797 de ancho y 1.477 de altura) y la enorme red de servicios posventa de la marca, todos estos argumentos que esgrimen las vitrinas para marcar diferencia.


No desvía el camino

Fue equipado con el nuevo sistema de prevención StabiliTrak Electronic o control de tracción y estabilidad, que le ayuda al vehículo a mantenerse encaminado cuando el conductor les exige el máximo al motor y la suspensión. El modelo LT también acude al sistema de advertencia de puntos ciegos cuando se acerca un objeto por cualquiera de los costados del vehículo.


Soluciones intuitivas

El repotenciado sistema de conectividad del nuevo Cruze incluye también alertas de mensajes de texto, que ‘lee’ a través de los altavoces del equipo de sonido. Si se trata de un iPhone, el conductor puede acceder a Siri Eye Free para enviar mensajes de texto, correos electrónicos y utilizar otras aplicaciones a través de comandos de voz. La marca ofrecerá la cámara de reversa como accesorio opcional.


DATOS
Otros detalles de lujo y confort, como techo corredizo, asientos en cuero y rines de 17 pulgadas, son exclusivos del Cruze LT, el modelo más equipado. La variante LS se ofrece con asientos forrados en tela, dos airbags, rines de 16 pulgadas y espejos plegables manualmente.

Seis altavoces (cuatro parlantes y dos tweeters) tiene el radio Touch Screen Mylink con lector de CD, MP3, auxiliar, USB y Bluetooth. Todos estos sistemas pueden accionarse desde el timón.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.