Victory Octane, una verdadera ‘muscle bike’ americana

La revolucionaria motocicleta inspirada en la aviación, viene recargada de potencia y es mucho más ligera que los demás modelos del fabricante.

Por Redacción Motor

01:08 p.m. 03 de marzo del 2016
Victory Octane

Victory Octane

Su motor de dos cilindros en V tiene cuatro válvulas, doble árbol de levas por cabeza y una cilindrada de 1.200 centímetros cúbicos. Esta máquina proporciona una potencia de 104 caballos y un par motor de 103 Nm.

Con estas cifras, sumadas a sus 243 kilogramos de peso en vacío, la Octane consigue llegar de manera sencilla a los cien kilómetros por hora en menos de cuatro segundos, lo que resulta muy superior a los números que se consiguen usualmente con una motocicleta de la categoría custom.

Victory Octane

Victory Octane

El bloque de la nueva Victory tiene un cuerpo de inyección de 60 milímetros controlado electrónicamente y encargado de alimentar las culatas de cuatro válvulas y alto flujo, que son a su vez accionadas por un doble árbol de levas en cabeza. Su sistema de refrigeración es por líquido.

Su carrocería se reduce a unos guardabarros purista y destaca una pequeña cúpula que cubre la luz principal y juega de manera interesante con el tanque de combustible y el particular protector del radiador.

La estética de la moto es única y solamente se ofrecerá en esta combinación de tonos negros brillantes y mates que se observan en las imágenes. Incluso el sistema de escape, compuesto por dos tubos independientes, también presenta el acabado en color negro opaco.

Victory Octane

Victory Octane

La pinta custom de la Octane se ve complementada con unas llantas 130/70-18 adelante y 160/70-17 atrás,montadas en unos clásicos rines de radios pintados del mismo color de la moto.

Su precio de lanzamiento, en la región europea, arranca en 13.200 euros, es decir, alrededor de 14.500 dólares.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.