Nueva Victory One, el primer paso

Por 3 millones de pesos la sencillez y economía de este nuevo modelo de la marca de Auteco bien podría ser la primera moto de algunos.

Redacción Vehículos

08:29 a.m. 27 de noviembre del 2017
Victory One

Victory One

Al buscar una primera moto algunas personas suelen preferir la facilidad de movilidad y la economía por encima de cualquier otra cosa: algo que los lleve, los traiga y no les castigue el bolsillo. En ese sentido, la Victory One bien podría ser su primer paso en el mundo de las dos ruedas.

Claramente las motos no son para cualquiera y en ese mismo sentido esta pequeña moped tampoco lo será. Bien sea por su tamaño, su diseño o simplemente el caprichoso y particular gusto de cada quien, este modelo (y hasta tipo de moto en general) será pasado por alto, pero quienes detengan la mirada se encontrarán con una opción válida para arrancar.

Tal como la Victory Advance que probamos hace un tiempo para estas mismas páginas, la One se caracteriza por su sencillez en todo sentido: su motor de 97 cm3 desarrolla unos justos 5.9 caballos de potencia; sus escasos 97 kg de peso (en vacío) la hacen fácilmente maniobrable; la silla delgada y baja permitirá que hasta los más bajos se puedan acomodar.

Si bien son pocas, las ‘complicaciones’ del manejo requerirán algo de costumbre. Los arranques en frío necesitan paciencia y jugar con el choke mientras se calienta el motor antes de poder iniciar la marcha. La palanca de cambios carece de tacto y al igual que con la Advance, para subir de marcha debe presionarse hacia abajo y para rebajar se acciona hacia arriba.

Victory One

.

El espacio entre el posapié y la palanca es pequeño, dificultando la operación si se usan botas o zapatos más grandes, pero si se usan unos más pequeños o delgados seguramente no gustarán del tacto tan duro de la palanca al rebajar las marchas. Por otro lado, al igual que la Advance la caja sigue siendo cíclica, así que después de cuarta vuelven a empezar las marchas, con la diferencia que aquí el neutro está antes de la primera y no entre esta y la segunda.

Al arrancar se destaca el torque gracias a una primera relación muy corta, seguida de una segunda también corta, por lo que a 40 km/h ya ha tocado pasar a una tercera que servirá para situaciones de tráfico lento. En cuarta se gana algo más de velocidad, pero superados los 80 km/h cualquier ganancia adicional necesitará de buen espacio.

Victory One

.

De cualquier forma la Victory One no es una moto para quienes busquen desempeño sino facilitar su movilidad, y en ese sentido no habrá mucho de qué quejarse. Las marcadas vibraciones del motor en los posapiés y en la silla son lo único que resta puntos de lo que por lo demás es un andar cómodo, siempre y cuando se tenga cuidado de que las delgadas ruedas de 17 pulgadas no caigan en losas desiguales o quiebres en el
asfalto.

Básica, sencilla y práctica

El cuadro de instrumentos cuenta con velocímetro, odómetro, indicador de marcha y nivel de gasolina, pero carece de reloj, y los mandos son solo los necesarios: luces, direccionales, pito y choke. Bajo la silla está la boca de llenado del tanque de 0.8 galones y la herramienta, adelante tiene dos pequeños portaobjetos y un gancho, y atrás cuenta con una pequeña parrilla.
60 km luego de arrancar con el tanque lleno, la aguja del nivel de gasolina se acercaba a la mitad.

Noticias recomendadas

Más noticias

Sin S1. Un deportivo a la medida

La compañía búlgara Sin Cars llevará su modelo de acceso al Salón de Ginebra 2018, un súperdeportivo modular y configurable para calle o competencia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.