El VIN es la huella digital de su vehículo, tengalá presente

El número de identificación vehicular (VIN) es único e intransferible para cada carro. Cada uno de sus 17 dígitos encierra información clave.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El hurto de automotores es uno de los delitos que más impacta el patrimonio de los colombianos y su efecto es tan fuerte que se siente en diferentes sectores de la economía. 

Dicen los resultados del proyecto conjunto entre la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, que se ha detectado que el destino de los carros hurtados son principalmente tres: el desguace, el uso para actos delictivos y la comercialización del vehículo.

El desguace consiste en desarmar el automotor por partes para luego venderlas en el mercado negro. Esa es una operación que las bandas organizadas realizan en tan solo un par de horas.

El segundo destino es el delito; eso quiere decir que el carro se hurta para cometer asesinatos, hurtos, extorsiones, secuestros y atentados terroristas.

Y el tercer destino es la comercialización del vehículo como tal. En este sentido, los delincuentes alteran los números de las placas, del motor y del chasís para vendérselo a personas de buena fe.

No se deje engañar
Para no convertirse en un incauto comprador más, hay formas de evitar que le vendan un carro hurtado o un ¿gemelo¿; de esa forma no tendrá problemas con las autoridades por tener un carro robado o cuando desee asegurar su vehículo.

Lo fundamental en este caso tiene que ver con el VIN (sigla en inglés de Vehicle Information Number), el número único de identificación del carro, que es como una huella digital que permite identificarlo plenamente.

El VIN es conocido comúnmente como el número de chasís. Este número está estandarizado por las normas ISO 3780 y 3779 (sus equivalentes en Colombia son las normas NTC 1501 y 1502). El VIN está conformado por una secuencia de 17 dígitos alfanuméricos, es decir, tiene 17 caracteres que pueden ser letras o números. El VIN viene grabado en varias partes del vehículo y se encuentra casi siempre en el chasís.

Estos números, sin embargo, no son puestos al azar. El VIN está estructurado de tal forma que proporcione una única y plena identificación al automotor, ya que dicha secuencia alfa numérica se refiere a las propiedades del vehículo, que van desde su fabricante o ensamblador ¿incluyendo el país donde fue construido o armado-, pasando por sus características técnicas más representativas, hasta terminar en su año y modelo, y consecutivo de fabricación.

*Con información suministrada por Carlos Varela, Director de la Cámara Técnica de Automóviles, de Fasecolda.

RADIOGRAFÍA DEL VIN
La estructura general del VIN es la siguiente: los tres primeros números responden a una codificación internacional que identifica plenamente al fabricante o ensamblador.
Por ejemplo, para los autos Renault, Mazda y Chevrolet ensamblados en el país, estos tres primeros dígitos son 9FB, 9FC, 9GA, respectivamente. Para los carros ensamblados en Colombia, el VIN siempre comienza con el número 9, ya que es el dígito asignado al país.

La segunda parte del VIN describe los atributos de cada vehículo y va de la posición 4 a la posición 9. La forma en que se describe el carro varía según el fabricante o ensamblador. En esta parte, por ejemplo, los dígitos señalan si el vehículo es dos o cuatro puertas, una camioneta, o indican el cilindraje.

La última parte del VIN va de la posición 10 a la 17. En esta sección se relacionan, entre otros, el año modelo y el consecutivo de fabricación o ensamblaje.

Los automóviles cuyo modelo de fabricación es anterior a 1980 no cuentan con el VIN. La razón es que en esa época aún no existía la normativa y cada fabricante utilizaba un número determinado, que no era estándar para todos los vehículos.

USE EL VIN CUANDO VAYA A COMPRAR CARRO
El VIN se encuentra en la tarjeta de propiedad del vehículo ¿como número de chasís¿ y siempre será de 17 dígitos. Estos son los pasos para la identificación del automotor:
1. Verifique que el número de chasís (VIN) que está en su tarjeta de propiedad coincida con el que está en su carro. Normalmente se encuentra cerca del motor, si abre el capó. Otros lo tienen en la parte baja del panorámico, detrás del vidrio, al lado del conductor.
2. Observe si existe alguna señal de alteración del número VIN. Si está en una placa que puede removerse fácilmente, observe con cuidado si la ésta presenta algún signo de haber sido removida. Si nota que el VIN tiene alguna alteración, absténgase de comprar el vehículo y consulte con las autoridades.
3. En algunos casos, el VIN no está a la vista. Busque con cuidado en otras partes del automotor, el baúl, el capó, o debajo del carro. Estos sitios varían dependiendo de la marca, la clase y el modelo.
4. Siempre haga revisar su carro por las autoridades. En las principales ciudades del país existe una Sala Técnica de la Dijín o la Sijín. Ellos verifican que el VIN y la placa del carro sean originales y no presenten denuncias de hurto.
5. Tenga cuidado. Algunos vehículos no tienen VIN a la vista o por su antigüedad no cuentan con el mismo. Esto no significa que estén mal. Si va a comprar uno de estos carros, hágalo revisar por las autoridades.
6. Apunte en un lugar seguro los números de placa, chasís y motor de su carro. En caso de hurto será una información de gran utilidad para las autoridades. Existe un buen porcentaje de recuperaciones por parte de la Policía Nacional, pues contar con estos números facilita que las autoridades devuelvan su carro en caso de que sea recuperado.


EL RUNT, HERRAMIENTA CONTRA EL HURTO
El Ministerio de Transporte está adelantando la estructuración y puesta en marcha del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), que se convertirá en una útil herramienta para enfrentar el hurto de automotores. Según el Ministerio, el sistema entrará en vigor en un año, aproximadamente.

El Runt contiene datos como la identificación del vehículo (VIN). Esta base de datos permitirá a las autoridades detectar si existen inconsistencias en la información de identificación de un vehículo, y por tal razón se convertirá en un elemento que ayudará en la detección de posibles fraudes por adulteración de los sistemas de identificación.

El Runt permitirá relacionar el número de la placa con el VIN, cruzar información sobre impuestos de los vehículos, propietarios y secretarías de tránsito donde están inscritos, entre otros.

RECOMENDACIONES
Jamás entregue dinero a nadie por un vehículo usado sin antes revisar el estado general del mismo y verificar que los números de identificación sean reales. La combinación entre el VIN y las autoridades en las salas técnicas le ayudan a un comprador de carro usado potencial a que no se deje estafar.

Trate de comprar a personas que pueda localizar después de cerrado el negocio. Si compra en un concesionario, verifique que el establecimiento esté registrado en la Cámara y Comercio y que haya legalidad en la operación del mismo (pago de impuestos).
Verifique que los traspasos de propiedad y los impuestos del carro estén al día. No confíe en las gangas de personas o establecimientos que no le brinden confianza. Sea cauto, el esfuerzo económico de comprar un carro lo amerita.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.