Vivir en Chapinero Alto, estilo cerca de todo

Segal es el último desarrollo de Cusezar en este próspero sector de la ciudad. Ubicación, diseño e iluminación son las premisas del proyecto.

Redacción Motor

06:57 p.m. 05 de diciembre del 2014

 Chapinero es un nombre que inmediatamente se relaciona con Bogotá, es parte de su historia y sus barrios encierran un gran fragmento de la memoria de la capital de Colombia. Vivir en la localidad es un privilegio que muchos anhelan tener y, gracias a su variedad hay un lugar para cada gusto.

Uno de los sectores más apetecidos, es el de Chapinero Alto, en el que se combinan la cercanía y la ubicación equidistante a los puntos más relevantes de la ciudad con la tranquilidad de estar en un barrio muy residencial, con vivienda de la más alta categoría. Salidas por las Avenidas Circunvalar, la Séptima, la carrera Quinta o las calles 72 o 57 le dan la posibilidad a sus residentes de estar rápidamente en el centro, en el norte o en el occidente de Bogotá.
Infinidad de restaurantes, sedes de oficinas públicas y privadas, zonas de rumba, gimnasios, centros comerciales, universidades, colegios, tiendas, galería, teatros, transporte público y todas las facilidades y dotaciones urbanas están “a la vuelta de la esquina”.

Si bien el desarrollo urbanístico de Chapinero Alto (que en realidad no es un solo barrio, sino que es el nombre común de varios de ellos como Bosque Calderón, La Salle o Granada) no es nuevo; en los últimos años sí se ha visto un despertar de la actividad constructora en el sector y gracias a ese dinamismo y a una creciente actividad cultural y comercial ha logrado convertirse en uno de los lugares indicados para buscar apartamentos nuevos en el nororiente de Bogotá.
Uno de los proyectos de más atractivos de la actualidad en Chapinero Alto es Segal. Este desarrollo de la constructora Cusezar, es un conjunto cerrado, conformado por 117 apartamentos, en una torre de 17 pisos, en la calle 66 con carrera primera.

Gracias a esa ubicación, quienes toman la decisión de vivir en Segal cuentan con la tranquilidad de vivir en un edificio alejado del trajín diario de la ciudad, en el sosiego de la cercanía a los cerros orientales, pero con acceso inmediato, a pocos minutos, de la agitada vida bogotana. La propia vista de Segal es un recuerdo de esto: los apartamentos cuentan con vista a los Cerros o a la ciudad, dependiendo de su ubicación.
Con dos ascensores y un acceso vehicular independiente del peatonal sobre la Carrera Primera, en Segal hay nueve referencias diferentes de apartamentos que van desde los 51,2 hasta los 103,8 mts2 de área construida y desde una, hasta tres habitaciones.

Si Chapinero Alto es sinónimo de estilo, Segal no desentona. El edificio conserva la personalidad de la arquitectura tradicional bogotana, con el ladrillo a la vista, pero a la vez con un corte moderno y elegante que demuestra la modernidad de su diseño.
En el interior sin duda, las características más sobresalientes son la gran iluminación y ventilación en todos sus espacios.
Las zonas comunes se localizan en el primer nivel de la torre, que ofrecerá diversidad de áreas como gimnasio, salón de reuniones y multijuegos para niños; así mismo, contará con terrazas comunales en el piso 2, 16 y 17, para disfrutar de su excelente vista y tranquilidad.

Segal se encuentra ubicado en estrato 4 y sus precios inician aproximadamente en $350 millones.

Para mayor información ingresa a http://www.cusezar.com/proyectos/segal

 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.