Volkswagen le puso todas las 'hormonas' al Golf Cabriolet para hacerlo GTI

La marca alemana estrenará en Ginebra el primer GTI Cabriolet que es la versión más potente en la historia del Golf. Deportividad y potencia, dos grandes argumentos incorporados en este carro.

Redacción Motor

09:50 p.m. 01 de marzo del 2012

Ver más fotos del nuevo Volkswagen Golf GTI Cabriolet

Un año después del lanzamiento del Golf Crabriolet en el Salón de Ginebra, Volkswagen alista la presentación mundial del mismo modelo pero incorporándole las míticas siglas GTI. Deportividad, estilo y tecnología de última generación son los argumentos que le agregó la marca al modelo más potente en la historia de la familia Golf.

El GTI tiene un motor de 2,0 litros de cilindrada, 211 caballos de potencia y comparte con el modelo original algunos detalles de su aspecto exterior como el techo fabricado en lona que es de funcionamiento automático. El proceso de plegado y desplegado dura 9.5 segundos y se puede ejecutar siempre y cuando el carro no supere los 30 kilómetros por hora.

Como todos los Golf descapotables de la gama actual, lleva unas barras de seguridad tras los apoyacabezas traseros, accionadas por resortes, que salen en caso de que se pueda producir un accidente.
 
El consumidor podrá elegir si desea un modelo con caja de cambios manual o automática, ambos de seis velocidades hacia adelante. Con cualquiera de los dos transmisiones, este carro alcanza una aceleración de 0 a 100 kilómetros en solo 7,3 segundos. La velocidad máxima en la versión manual es de 237 kilómetros por hora, en cambio, que la versión automático es de 235. 

Los elementos destacados de su interior son los cubrepedales de acero inoxidable cepillado, la palanca de cambios GTI específica con aspecto de aluminio, el emblema GTI en el volante de cuero o las costuras en rojo contraste de volante, revestimiento de la palanca de cambios y freno de mano.

En el tema de seguridad el Volkswagen Golf GTI Cabriolet cuenta con varios sistemas como el bloqueo diferencial eletrónico (RDS), el control de estabilidad electrónico (ESP) y un bloqueo diferencial transversal (XDS), todo de serie.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.