Volvo se adelanta a otros fabricantes y presenta el primer carro con Airbags para peatones

El fabricante sueco da otro paso adelante en sistemas de seguridad y con el lanzamiento del nuevo vehículo V40 presenta un novedoso sistema de airbags para peatones en caso de atropellamiento.

Redacción Motor

10:07 p.m. 28 de mayo del 2012

Este vehículo se presentó en el salón de Ginebra.

Aunque cada día el tráfico es más ordenado, al menos en el mundo civilizado, de alguna forma en países como el nuestro esos avances de seguridad van llegando y se implementan normas que
protegen a la gente que usa las vías y los vehículos.

Aparte de todos los elementos de seguridad pasivos y activos instalados en las vías, en los automóviles han venido creciendo y mejorando las medidas para proteger a sus ocupantes, en lo cual Volvo tiene la delantera al haber creado e impuesto los cinturones
de seguridad hace más de 50 años, por iniciativa del ingeniero Nils Bohlin.

Airbags, materiales, elementos pirotécnicos para activar los cinturones, barras laterales, controles de estabilidad y tracción, frenos inteligentes y mejoras sustanciales de ingeniería han convertido el automóvil en una jaula segura para la gente y también
en un aparato menos agresivo y más predecible en las dificultades ruteras para el conductor normal.

A raíz de los estudios del laboratorio Ncap, cuya independencia
y exigencias sobrepasaron las propuestas de los propios estudios de las marcas, las mejoras en seguridad para pasajeros y niños han sido no una diferencia sino una obligación en cada vehículo.

Ahora llegó el turno de proteger a los peatones en las eventuales circunstancias de un atropello. Las narices de los carros ahora tienen una zona muy flexible, blanda y colapsible, y los elementos mecánicos ya no forman parte del frente de un vehículo sino que están retraídos en la estructura para reducir las posibilidades de impactos fatales en accidentes con peatones.

Además de eso, se han introducido sistemas mecánicos que hacen menos agresivo el automóvil. Por ejemplo, la última generación del BMW Serie 3 que se vende ya en Colombia tiene un doble "colchón" en el capó que se abre automáticamente con cualquier impacto hasta un primer punto, como cuando uno suelta la guaya y la tapa salta.

De esta manera, todo el capó se convierte en un colchón que amortigua el golpe o la caída de un peatón arrollado. Para abrir el capó se debe hacer una doble operación del mando desde la cabina. Ahora Volvo agrega una importante novedad: un airbag
que se despliega casi a la velocidad del rayo en la zona de la base del parabrisas, donde suele producirse el golpe fatal para el peatón. El sistema acompaña el lanzamiento de su nuevo vehículo, el V40.

RECUADROS:

La responsabilidad que tienen los fabricantes de vehículos ya no se limita a proteger a sus ocupantes sino que deben mirar la forma de evitar que los peatones sufran lesiones mortales en caso de atropellos. Volvo da otro paso adelante en seguridad con un sistema que podría ser obligatorio para todos en el futuro.

Lectores inteligentes
Siete sensores en el frente del carro emiten señales de golpe a una unidad de mando que interpreta si se trata de un objeto o
de una persona antes de activar el airbag.

Primero, el capó, con una acción pirotécnica inmediata, se levanta 10 centímetros y se suelta un pin en la parte trasera de la tapa que libera el espacio para la bolsa y genera mayor colchón amortiguador para la persona. Además, el capó está hecho con materiales especiales de alta deformación.

La secuencia completa de esta acción hasta la apertura del
airbag apenas toma unas centésimas de segundo.

FRASES:

En China, el 25 por ciento de los acc identes fatales son atropellos a peatones, en Europa el 14 por ciento, y en Estados Unidos, el 12 por ciento.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.