Volvo XC60, al selecto mundo de las ‘premium'

Autonomía de manejo a nivel 2, funciones totales para la prevención de accidentes y estructura ultrasegura, se suman a su correcta oferta mecánica.

Revista Motor

03:41 p.m. 25 de julio del 2017
Volvo XC60

Viene con motores de diésel y de gasolina de 2 litros. Ronda en los 180 millones.

No se trata de decir que la camioneta estrella de Volvo renace, pues es el producto más vendido y pedido de la marca, sino de explicar que en esta camioneta el principio esencial de su especificación es que sea una garantía de seguridad en cualquier condición para sus ocupantes.

El próximo mes pisa vitrinas la nueva camioneta XC60 de Volvo, que con el mismo nombre sustituye a la serie anterior, de la cual se prensaron más de un millón de unidades. Esta cifra nos indica que estamos ante la nave insignia de la marca sueca en el mundo –y en Colombia–, donde debe jugar un papel clave en la oferta en el selecto nivel de las camionetas ‘premium’, donde cohabitará con las alemanas, americanas y japonesas de esa estirpe y nivel de precio: el vecindario de los 180 millones de pesos. Hace un tiempo, a Volvo se le veía como un actor externo y alterno con menor precio en ese tipo de vehículos. Ahora, forma parte integral de esa familia en todos los aspectos.

El lanzamiento para América Latina discurrirá en Cartagena a nivel de prensa y distribuidores de la región, pero hace un mes tuvimos la oportunidad de manejarla en Barcelona en trazados variados de ruta, ciudad y montaña leve, pero suficiente para apreciar sus modales. Que son, por supuesto, muy buenos, precisos y concisos, bien tallados con el buril sueco que antepone la seguridad y las funciones en su cuaderno de cargos.

La XC60 está montada sobre la plataforma del lindo sedán S90, que también se ofrece por estos lares. Pero claramente todo ese andamiaje tiene más salida en su versión de camioneta, pues ahora la clientela se inclina más por las SUV que, a la hora de la verdad, son “automóviles con mezzanine”, para usar una descripción un poco más humorística que explique esta nueva tendencia mundial de la automoción.

Volvo XC60

.

El referente europeo de la nueva XC60 es la también joven Discovery de Land Rover. Pero hay que decir que más allá de esta referencia, en el mundo de las SUV lujosas, descontando la tipología de vehículo, hay pocas coincidencias y sí muchas diferencias mecánicas y tecnológicas.

Por ejemplo, Volvo recurre a su motorización propia, que se basa en un mismo bloque de 2 litros sobre el cual se desarrollan todas las musculaturas que consumen gasolina y también las que queman diésel. Esto no hay que leerlo solo como una economía de escala, sino como un espléndido ejercicio de ingeniería que les permite a las máquinas de gasolina entregar entre 254 y ¡320 caballos! Y a los diésel ofrecer 190 y 235 caballos, una potencia más que suficiente en cualquier casilla que seleccione, en la cual irá siempre anexada una caja de ocho velocidades.

La XC60 es para cinco pasajeros, confortablemente instalados. No cae en la tentación de ofrecer los incómodos plegables traseros de las terceras filas y a cambio entrega un muy buen baúl que complementa bien las condiciones familiares y ruteras de la camioneta.

Volvo XC60

.

Estamos acostumbrados a pasear por estas líneas con algunos adornos de la prosa propia el listado de accesorios, especificaciones y funciones. Sin embargo, cuando abordamos la camioneta tuvimos la ocasión de cambiar completamente la visión de la prueba. Una ingeniera sueca, muy amable y simpática, vino a explicarnos los comandos y condiciones. A los diez minutos de charla, le pregunté: ¿Y motor, caja y esas cosas?

“Mire, trabajé como diez años en la unidad de trenes motores en la marca y me aburrí porque ahí, aunque siempre hay cambios y novedades, estamos en un lugar común. Me fui a trabajar en el departamento digital, donde está la gran diferencia y novedad. Acá sí inventamos todos los días y nos diferenciamos”.

Tal cual. La parte mecánica, la explicaron después de la prueba, con las variantes propias de cada mercado, etc. En cambio, la manejada haciendo uso de la autonomía nivel dos ya nos ocupó gran parte del camino. La camioneta se encarga de su propia trayectoria hasta una velocidad de 130 kilómetros por hora, obviamente cuando camina entre los rieles de las señales de los carriles en el piso, que son su referencia.

Volvo XC60

Volvo sorprendió al mundo entero cuando anunció que todos sus vehículos serán eléctricos o híbridos a partir del 2019, dos años desde este momento. La prueba es que la XC60 ya está concebida para esa motorización, con las dos máquinas instaladas una en cada eje.

Lo hace, pero a su manera. Pues sigue las curvas de las autopistas sin problemas, sin embargo, la trayectoria no es la misma que uno pondría. Nos impactó que cruza un poco temprano y sale largo en el arco con respecto al dibujo de la carretera. En los primeros lances. Uno interviene pensando que lo que hace el piloto automático no es seguro, pero luego hay que creerle. El nivel de independencia es relativo, porque cada 20 segundos hay que poner las manos en el timón para indicarles a los sensores que seguimos existiendo los humanos y que somos quienes mandamos. Si no se hace esto, se desconecta con los respectivos avisos en el tablero.

Este nivel de automatización va acompañado de la detección de obstáculos en todos los sentidos, la advertencia del punto ciego hacia atrás ocupado, la frenada automática si el humano va distraído, la previsión de los elementos de seguridad si se acercan vehículos fuera del rango, la corrección si se abandona la trayectoria del camino o la pretensión de los cinturones si el asunto se sale de las manos, y más funciones de la seguridad pasiva, que se activa mediante sensores, acelerómetros, señales del GPS, cámaras y radares que trabajan de manera permanente pero transparente para quien maneja.

Volvo XC60

.

La premisa de Volvo es que no haya muertos en sus vehículos a partir del 2020, previniendo todos los avances que tendrán en este campo. Esto mismo significa un planteamiento diferente en la formulación de la XC60. “No estamos compitiendo con la experiencia de conducción que venden los alemanes u otros actores de la gama. La XC60 y todos los Volvo, una vida atractiva y controlada gracias a los más avanzados mecanismos de seguridad que podamos entregar”.

Claro que hay cosas geniales debajo del capó. Por ejemplo, para que los turbocargadores no tengan el tiempo de espera para cargar mientras sube la velocidad de los gases de escape, ‘turbo lag’, hay un pequeño compresor que mueve el motor y carga un recipiente con aire presurizado que mantiene al turbo girando y listo para cuando se reacelera y hay respuesta inmediata con el máximo torque del motor.

La impulsión, proveniente de los motores 2 litros, es más que suficiente en cualquiera de las versiones que se escoja y las hay desde las tranquilas para el uso común, hasta las más energéticas para los necesitados de velocidad. Sin embargo, no deja de sentirse la aspereza y un sonido ‘popular’ de parte del motor por su condición de los cuatro cilindros, que nunca han sido un modelo de quietud y silencio por su propia arquitectura.

Volvo XC60

La cabina de la XC60 es modelo y garantía de seguridad con sus estructuras deformables hechas con aleaciones especiales de aceros y aluminios.

En marcha se destaca por su resortado bien mullido y cómodo, que aleja la aspereza del camino. Transmite toda la sensación de elegancia y confort que se vive en modelos de más especificación y tamaño en la gama alta, por lo cual acertadamente se le ha definido como una XC90 a escala, con menores dimensiones, pero con el mismo estándar de finura, acabados y calidad propios y famosos de Volvo, que se han refinado y sostenido gracias a que Geely -el fabricante chino dueño de la marca desde el 2009- no se asoma ni se acerca a las plantas y estudios de Volvo sino para aprender y respetar.

Y tal como dijimos al final de la nota cuando probamos el automóvil S90, no es necesario hablar alemán cuando se trata de comprar vehículos de este tipo.

José Clopatofsky Londoño
*Probamos la XC60 en Barcelona, España, por una gentil invitación del importador SK Bergé y Volvo Cars.

PRINCIPALES COMPETIDORES

Audi Q5 3.0 TFSI
– 190 millones
Fue armada con impulsión permanente quattro, motor turbo de 2.995 cm3 que logra 272 caballos de potencia a 4.780-6.500 y un torque de 400 Nm a 2.150-4.780 rpm y caja Tiptronic de ocho marchas. Rueda con llantas de 18 pulgadas y equipa siete airbags. Origen: Alemania.

Audi Q5 3.0 TFSI

.

BMW X3 Premium – 183 millones
El precio corresponde al 4x4 mediano de la marca con motor diésel de 3,0 litros TwinPower Turbo, 258 caballos de potencia a 4.000 rpm y 560 Nm de torque a 1.500-3.000 rpm, y caja Steptronic de ocho marchas. Tiene rines de 18 pulgadas y siete airbags. Origen: Estados Unidos.

BMW X3 Premium

.

Honda Pilot EXLN – 183 millones
El precio corresponde a la versión 4x4 con motor de 3,5 litros que desarrolla 280 caballos de potencia a 6.000 rpm y 355 Nm a 4.700 rpm, con caja automática de seis marchas. Incluye tres filas de asientos, seis bolsas de aire y rines de aleación de 18 pulgadas. Origen: Japón.

Honda Pilot EXLN

.

Jeep Grand Cherokee Limited – 190 millones
Su motor de 3,6 litros, unido a una caja automática de ocho marchas, llega a los 290 caballos de potencia a 6.400 rpm con un torque de 353 Nm a 4.800 rpm. Rueda con neumáticos de 18 pulgadas y sistema de impulsión 4x4 permanente e incluye seis airbags. Origen: Estados Unidos.

Jeep Grand Cherokee Limited

.

Land Rover Discovery Sport HSE – 188.2 millones
A Colombia se asoma con motor de 1.999 cm3 que desarrolla 240 caballos de potencia y 340 Nm de torque, unido a una transmisión automática con modo ‘secuencial’ de nueve velocidades y tracción en las cuatro ruedas. Tiene rines de 18 pulgadas y siete airbags. Origen: Inglaterra.

Land Rover Discovery Sport HSE

.

Mercedes-Benz GLC 250 – 189.4 millones
Se mueve con un motor turbo de 2,0 litros, de 208 caballos de potencia a 5.500 rpm y un torque de 350 Nm a 1.200 rpm, con caja G-Tronic de nueve velocidades y tracción 4Matic. La entregan con rines de 19 pulgadas, siete airbags y control de modos de manejo. Origen: Alemania.

Mercedes-Benz GLC 250

.

DATO
“El compromiso de Volvo es la vida. No ofrecemos ni competimos con las sensaciones de conducción de las camionetas alemanas o similares. Proponemos vehículos que tengan una vida atractiva y controlada a bordo. Nuestros productos no se diseñan para pasar pruebas y homologaciones”.

Noticias recomendadas

Más noticias

Bajarse del carro y subirse a la moto

Pasar del carro a la moto conlleva una larga lista de consideraciones que no deberían ignorarse. Conozca las ventajas de hacer el cambio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.