Yamaha se suma al concepto de vehículos urbanos de tres ruedas con la nueva Tricity

Similar a las que han desarrollado con éxito la italiana Piaggio y la francesa Peugeot, esta scooter llegó a Europa hace un mes y fue presentada a la prensa la semana pasada en Medellín.

Redacción Motor

03:47 p.m. 06 de mayo del 2014

Imágenes de la nueva motocicleta de tres ruedas de Yamaha

Durante su presentación en la apertura de la Feria de las 2 Ruedas, la marca japonesa anunció que solo se vendería en Europa y algunos países asiáticos.

Con dos ruedas direccionales adelante y una atrás, Yamaha, la reconocida marca japonesa con más de cien años de historia y más de 60 fabricando motocicletas, le apuesta a una fórmula de movilidad para la ciudad que ya causa furor en Europa con dos aparatos similares desarrolla­dos por Piaggio y Peugeot.

Se trata de la Tricity, que debutó el año pasado en el Salón de Tokio, llegó a Europa hace un mes, y la semana pasada fue pre­sentada en Medellín, durante la Feria de las 2 Ruedas.

Lo novedoso de la Tricity son sus dos ruedas delanteras que se inclinan en las curvas gracias a un mecanis­mo denominado Leaning Multi Wheel (LMW), diseñado específicamente por Yamaha.

El plus de este diseño y del meca­nismo es la seguridad. Para nadie es un secreto que a muchos (hombres y mujeres) les gustaría subirse a una motocicleta o a una scooter, pero les asusta no poder mantener la estabi­lidad y el equilibrio, en movimiento o parados en medio del tráfico.

Con esta solución seguramente la Tricity de Yamaha les aligerará la de­cisión pues a la versatilidad de una scooter para moverse en la ciudad y a la facilidad de conducción, se adi­ciona la estabilidad.

La Tricity utiliza unas horquillas telescópicas de tipo cantilever con dos barras independientes para cada rueda. Las barras traseras funcionan como guías mientras que las delante­ras se encargan de la amortiguación y proporcionan una excelente absor­ción gracias a su recorrido de 90 mm.

El sistema de suspensión de ca­da rueda funciona de forma com­pletamente independiente, lo que proporciona un andar suave y firme fuera del pavimento.

También incorpora un sistema de frenos combinado Unified Bra­king System (UBS), diseñado para mejorar la eficiencia en las frenadas, compuesto por dos discos delante­ros de 220 mm y un disco trasero de 230 mm. Los discos quedan ubi­cados en la parte interna, es decir, entre las dos ruedas, y no quedan expuestos como en las motocicletas tradicionales; se ven igual a los de un automóvil.

Los frenos funcionan de la mis­ma forma que en una scooter: si se oprime la manigueta derecha se accionan los frenos delanteros, y si se oprime la derecha se accionan los traseros. Pero al oprimir las dos ma­niguetas al mismo tiempo, el siste­ma distribuye proporcionalmente la presión de frenado a las tres ruedas.

Y se mueve gracias a un nuevo motor monocilíndrico de 4 tiempos y 125 cm3 de refrigeración líquida, que produce 11,4 CV y que co­munica la potencia a la rueda trasera mediante una trans­misión CVT (transmisión variable continua).

Las llantas son de 14 pulgadas en la parte delantera, con neumáti­cos 90/80-14; y de 12 pulgadas con neumático 110/90-12 en la trasera.

Todo esto es suficiente para mo­ver sus 152 kilos, incluidos com­bustible y otros fluidos. La confi­guración 2+1 y la distribución de pesos son claves para enfrentar la conducción, algo que resulta muy sencillo de hacer.

La 'carrocería' luce unos colores muy llamativos, y para reforzar su corte y estilo futuristas está equi­pada con dobles luces de posición led, piloto trasero led e ilumina­ción led para la matrícula.

La instrumentación es muy fun­cional y fácil de usar mediante un panel LCD que muestra un cuen­takilómetros central, acompañado de un reloj, indicador de tempera­tura del aire y odómetro. La panta­lla también cuenta con un amplio conjunto de testigos y, gracias a su sencillo diseño, es fácil acceder a toda la información necesaria de un solo vistazo.

Seguridad en conducción

Las ruedas delanteras de este nuevo modelo de Yamaha permiten la inclinación en las curvas con mayor seguridad y comodidad. La estabilidad es una de las puntas de lanza de la marca para conquistar a aquellos que aún no se deciden por la moto como medio de transporte urbano. Las dos ruedas de esta scooter le dan al conductor mayor sensación de estabilidad, pues se puede disfrutar de ella con confian­za y sin tener en cuenta el nivel o la experiencia de pilotaje.

DATOS
Yamaha le apuesta a una nueva forma de movilidad urbana con esta versátil, cómoda y segura combinación de motocicleta y scooter, un aparato de tres ruedas que promete una revolución en el tránsito y el transporte personal.

Con refrigeración líquida, el motor cuenta con un nuevo sistema de inyección Ymjet-Fi, que garantiza máxima eficiencia, mejora la aceleración a medias y bajas revoluciones, en lo que también ayuda el nuevo diseño del sistema de admisión y escape.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.