Latin Ncap publicó nuevos resultados con mejores calificaciones para dos de los carros de la región

Por primera vez un auto sacó 5 estrellas en materia de seguridad. Lo consiguió el SEAT Nuevo León y lo acompañó el Suzuki Celerio que obtuvo 4. En cambio, otros cuatro no obtuvieron ni siquiera una.

Redacción Motor

05:05 a.m. 25 de julio del 2013

El organismo independiente encargado de revisar la seguridad que ofrecen los automóviles que se venden en la región, Latin Ncap, publicó los resultados de su más reciente estudio, en el que se evaluaron 6 diferentes carros, y por primera vez le dio la máxima calificación a un modelo después de un pobre desempeño en estudios previos.

El primer carro en obtener esta distinción fue el SEAT Nuevo León que se destacó por ofrecer la máxima protección a los pasajeros adultos y obtener 4 estrellas en protección para niños. En las conclusiones de LatinNcap, tal desempeño demuestra que este carro es realmente un modelo global que ofrece una protección prácticamente idéntica a su versión europea y que cuenta con una estructura robusta ante el choque y los cinturones de seguridad y airbags brindan buena protección a los pasajeros contra choques frontales como laterales. El Nuevo León cuenta con seis airbags, ABS y 'testigos' de cinturones (SBR) en su versión estándar;

A otro que le fue bien fue al Suzuki Celerio, que a pesar de ser un carro compacto, logró cuatro estrellas en la protección de adultos y dos en el caso de los niños por no tener asientos compatibles con el sistema Isofix. En este caso los resultados evidencian que los fabricantes pueden ofrecer a la región también pequeños automóviles con estructuras estables y con buena protección para sus ocupantes.

A los que no les fue nada bien fue a los siguientes carros: Nissan Sentra B13, Renault Clio Mio, Suzuki Alto y Chevrolet Agile. Estos cuatro modelos no obtuvieron ni una sóla estrella en materia de seguridad.

Para el Nissan SEntra B13, la estructura del habitáculo experimentó un colapso casi total. En su baja calificación también incidió en que el vehjículo cuenta con cinturones de dos puntos en los puestos traseros en su edición más básica, por lo que no puede hacerse una debida sujeción de niños en esta parte.

En el caso del Renault Clio Mio, su estructura fue calificada como inestable y las fuerzas experimentadas por las cabezas de los muñecos fueron inaceptablemente altas. En protección a los niños obtuvo dos estrellas por una compatibilidad pobre para la silla infantil y un bajo desempeño en los ensayos dinámicos.

El Suzuki Alto obtuvo cero estrellas para la seguridad del pasajero adulto debido a una estructura del habitáculo inestable y a altas fuerzas sobre los muñecos, lo que representa un riesgo inaceptablemente alto para la vida de los ocupantes. El vehículo alcanzó una clasificación de tres estrellas para la seguridad de los niños, aunque esto se debió a que la mayoría de la energía del impacto fue absorbida por la parte delantera del vehículo.

En el Chevrolet Agile los muñecos pasajeros registraron esfuerzos elevados durante el ensayo de choque y la estructura del habitáculo del vehículo resultó inestable, también una zona de los pies del conductor que presentó exposiciones a riesgos mayores. La protección al pasajero niño obtuvo apenas dos estrellas.

DATO
Para el director técnico glogal de NCAP, Alejandro Furas, en las bajas calificaciones inciden la falta de airbag de serie y otros equipamientos de seguridad, aunque el principal problema que se debe resolver en la región es la seguridad de las estructuras de los habitáculos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.