McLaren usará ondas de alta frecuencia en vez de limpiaparabrisas

La marca inglesa anunció que en su próximos súper deportivos se reemplazará el limpiaparabrisas por esta tecnología que se usa en los aviones de combate. ¿Será el adios para esta tradicional pieza?

Redacción Motor

02:56 p.m. 18 de diciembre del 2013

 Los grandes avances en la industria automotriz casi siempre llegan desde las firmas que pueden permitirse el uso de tecnologías que para las marcas más comunes resultan inpensables por costos. Por ello, siempre las novedades se van decantando desde las máximas esferas como la Fórmula 1 y de forma progresiva van llegando a los súper deportivos y luego a los demás autos, más terrenales. Pero a veces se hacen saltos cualitativos, por ejemplo desde la aeronáutica.

Y eso es exactamente lo que ahora anuncia la marca británica McLaren pues pasará a aplicar una de las ayudas tecnológicas que usan los aviones de combate al reemplazar el tradicional limpiaparabrisas por un sistema de ondas de alta frecuencia que cumplirán con la misma función que desde hace más de 110 años venía haciendo esta pieza.

Este nuevo sistema que estará en los futuros súper deportivos de McLaren trabaja con la emisión de estas ondas que terminan por producir pequeñas y continuas vibraciones que van eliminando el exceso de lluvia, la suciedad y cualquier partícula que se pueda pegar al vidrio panorámico, pues es la misma función que cumplen en las cabinas de los cazas. Y además, no requerirá ningún encendido, ni regulación pues trabaja de forma automática y permanente.

Aunque por el momento se desconocen los costos de la implementación de este sistema, no será algo que afecte en mayor proporción el precio promedio de estos súper deportivos que están por encima de los 300 mil dólares. Por ello, podría haber llegado el comienzo del final para el brazo artículado que desde el origen del automóvil fue pieza integral y ayuda vital de la conducción, aunque de allí a que lo veamos decantarse en otro tipo de vehículos más comunes, habrá de caer bastante lluvia.

DATO

El limpiaparabrisas lo inventó Mary Anderson en 1903 luego de un viaje en tranvía durante el invierno donde el conductor debía parar en repetidas ocasiones para limpiar el agua y el hielo que se quedaban se pegaban al parabrisas. Para solucionar este inconveniente creó un dispositivo de barrido compuesto por una lámina de goma resistente que unió a un brazo metálico por medio de resortes y mediante una palanca le permitió al conductor accionarlo desde la cabina. Su sistema tenía un único brazo sostenido en la parte superior y en el centro del vidrio. Dos años después, la inventora pasó a probar su eficaz sistema en los vehículos y sería precisamente Henry Ford el primero en ver la utilidad de este elemento y ponerlo en el famoso Ford T. Después de 1908 todos los Ford salían de fábrica con este ingenioso dispositivo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.