Mercedes Benz desarrolló un sistema que anticipa las irregularidades del terreno

Esta tecnología, instalada en el nuevo Clase S de la marca alemana, trabaja con una cámara estroboscópica que recoge las imágenes 15 metros adelante y adapta la suspensión al terreno.

Redacción Motor

04:05 p.m. 21 de mayo del 2013

El Magic Body Control es el nuevo sistema avanzado de suspensión que Mercedes Benz puso en el recién estrenado Clase S y que se convierte en una de esas innovaciones a las que hay que seguirles la pista porque es la primera vez que se instala en un vehículo de serie para mejorar la estabilidad y el confort de marcha.

Esta nueva tecnología se encarga de registrar, mediante una cámara estereoscópica ubicada en el panorámico, las irregularidades de la vía y en tiempo real acomoda todos los elementos de la suspensión para que responda de forma adecuada al tipo de manejo que haya elegido el conductor previamente. También el programa 'borra' de la dirección del vehículo las imperfecciones con lo que la transmisión de los saltos y los baches es nula hacia la cabina y practicamente imperceptible para los pasajeros.

El Magic Body Control, a través de su cámara, tiene como función anticipar y preparar el carro para que asuma esos baches infaltables en las carreteras pues su 'barrido' tiene unos 15 metros de alcance sobre el terreno a velocidades inferiores a los 130 kph.

Un procesador recibe las imágenes de la cámara y las convierte en datos que activan los cambios en la suspensión para que esta absorba el mayor número de imperfecciones de la vía.

Hasta ahí más o menos normal. Lo impresionante es que a partir de este momento y en tiempo real, el chasis recibe ordenes que le permiten modificar de forma automática la altura sobre el suelo, las elongaciones de los resortes y los amortiguadores, el tiempo en el que se debe modificar y los espacios de escualización de los brazos de la suspensión.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.