El Nissan más potente llegará al Salón de Tokio de la mano de Nismo

La división deportiva de la marca japonesa le puso 660 caballos al deportivo GT-R que se convierte así en el de máximo poder con el sello de fábrica. Todo un monstruo de la velocidad que se renovó.

Redacción Motor

09:27 p.m. 19 de noviembre del 2013

Nissan pone todos sus quilates para el salón del automóvil de Tokio y actualizó y potenció a su 'bestia' más feroz. El GT-R recibió el 'toque' estético y de ingeniería de Nismo con lo que ahora dispondrá de 600 caballos de potencia, 50 más que en la edición anterior, que nacen de su motor V6 de 3.8 litros y doble turbo.

Este poder se consigue a las 6400 revoluciones y el nuevo GT-R Nismo tiene un impresionante torque de 632 Nm entre las 3.200 y 5.800 vueltas, cifras que se consiguieron por la adecuación de nuevos turbos derivados de la categoría GT3.

Pero la intervención de ingeniería no se detuvo ahi. También se mejoró su perfil aerodinámico con un nuevo splitter frontal y lateral y un alerón trasero en fibra de carbono y el comportamiento dinámico con un chasis más rígido y la mejora de la suspensión en la que se cambió la barra estabilizadora delantera, los resortes y los amortiguadores que le dan un carácter preciso a los movimientos de la máquina y que aumentan su estabilidad. Por ejemplo, la carga aerodinámica se aumentó en 100 kilos, claro, si el carro circula a 300 kph.

En la parte estética incorpora nuevas luces y stops con tecnología Led, un nuevo color para la carrocería Rojo y Dorado, frenos de disco más grandes, rines de 20 pulgadas y llantas Dunlop SP Sport Maxx GT 600 DSST CTT 255/40ZR adelante y 285/35ZR atrás.

Algunos cambios en el interior se hicieron para brindar mayor lujo, comodidad y deportividad por lo que los asientos son en fibra de carbono de Recaro , el timón es de tres radios y tiene cuero de Alcántara, los instrumentos análogos tienen cubiertas rojas y tiene costuras en el mismo color para asientos, consola y puertas.

DATO
Recientemente se confirmó que el Nissan GT-R 2013 marcó un tiempo oficial de 7:08.679 minutos en Nordschleife. Una barbaridad.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.