Las 'nuevas' pruebas de impacto del IIHS dejan mal paradas a la Honda Pilot y al Mazda CX9

Los resultados para ambos vehículos fueron muy pobres bajo el parámetro de valoración del instituto estadounidense que asegura que muchos accidentes frontales involucran solo un 25% del área frontal.

Redacción Motor

09:25 p.m. 10 de abril del 2014

Una vez más el instituto de seguridad vial estadounidense IIHS le practicó las 'nuevas' pruebas de impacto frontal a dos camionetas, la Honda Pilot y la Mazda CX9 y ambas obtuvieron resultados decepcionantes en materia de seguridad con alto riesgo para la seguridad de los ocupantes en el caso de accidentes en los que sólo se impacte un 25% del frente del vehículo.

Este parámetro, que el IIHS viene aplicando desde hace casi dos años y que resultó de un concienzudo estudio del instituto luego de investigar muchos accidentes reales, no sólo deja mal ubicadas a estas camionetas que se suman a una larga lista de otros vehículos que se venden en el mercado estadounidense sino que revela una verdad evidente: muchos de estos mismos modelos superaron con notas destacadas las pruebas que durante años se venían efectuando en Europa y EEUU pero han fallado ante el cambio de patrón de medida.

Para el caso de la Honda Pilot 2010 las cosas son dramáticas. Durante el impacto en el laboratorio, que reproduce un choque a 65 kph y con sólo el 25% del área frontal expuesta a la colisión el IIHS determinó que es el peor de los vehículos de su segmento que han afrontado la prueba.

Las conclusiones señalan deformación de la cabina, desplazamiento del volante y el airbag no protege completamente la cabeza del conductor en este tipo de choque. Entre las lesiones se señaló peligros para las caderas, piernas y el hombro.

Una situación muy similar resultó ser la prueba para la Mazda CX9 2011. En esta camioneta la cabeza del 'dummie' impactó contra el paral A y el instituto le dio un alta probabilidad de heridas de gravedad para el conductor.

La división estadounidense de ambas marcas explicaron los resultados asegurando que sus vehículos se diseñaron mucho antes de que se hiciera este 'nuevo' tipo de pruebas, mientras que bajo otros parámetros como el de EuroNcap resaltaron las destacadas puntuaciones obtenidas por estos mismos modelos.

Esta prueba tan exigente deberá obligar a un replanteamiento de los diseños de seguridad por parte de las marcas pues la realidad ha traducido que las reglamentaciones que se aplican desde hace un poco más de una década para medir la seguridad y la integridad de los vehículos ya quedaron obsoletas y es hora de hacer mejoras frente al comportamiento que muestran los vehículos en este tipo de accidentes.

Ver los videos de las pruebas: Honda Pilot (1 minuto 05 seg) y Mazda CX9 (1 minuto 06 seg).

DATO

El IIHS es el instituto encargado de probar y evaluar la seguridad de los vehículos en Estados Unidos. Hace dos años cambió sus parámetros para choques frontales luego de analizar colisiones con heridos graves y fallecidos que se produjeron en choques frontales en los que el área de impacto frontal fue menor al 25% de la superficie.

El Toyota Corolla, el Nissan Versa, el Fiat 500 y el Honda Fit, entre otros carros compactos, también obtuvieron 'malas notas' en esta 'nueva' prueba de impacto del IIHS.

La camioneta Volvo XC90 de 2004 logró un puntaje sobresaliente en esta misma prueba del IIHS.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.