Nuevo material de la Nasa promete revolucionar la industria automotriz

Sin dar detalles técnicos, la agencia espacial norteamericana confirmó que en pocos meses presentará productos hechos de un metal que convierte la energía calórica en eléctrica. A seguir.

Redacción Motor

05:38 a.m. 14 de abril del 2015

 Imagine que todo el calor residual que produce el escape de su automóvil pudiera ser convertido en electricidad y regresara como energía para reutilizarse en el vehículo, algo así como un híbrido. Pues esta cualidad la posee un material recientemente patentado por la Nasa; dicho metal es capaz de convertir el calor en energía eléctrica, y ya planean lanzar un producto basado en esta tecnología en los próximos meses.

El Laboratorio de Propulsión Jet de la Nasa (JPL) en Pasadena, California acaba de obtener una patente sobre materiales termoeléctricos de altas temperaturas, en el Centro de Investigación de Tecnologías Evidentes con sede en Troy, Nueva York. Uno de estos novedosos materiales, llamado Skutterudite, se puede utilizar para la generar energía convirtiendo el calor en electricidad.

El responsable del equipo termoeléctrico en el JPL afirma que “la tecnología patentada se podría aplicar para convertir el calor en electricidad en una serie de sistemas, incluyendo los escapes de los automóviles y de procesos industriales con altas temperaturas, como la cerámica y el vidrio”.

Aunque es similar a la energía termoeléctrica, no se trata de la misma tecnología. Las sondas espaciales Voyager 1 y 2 usan algo llamado Generadores Termoeléctricos de Radioisótopos (RTG), que convierten el calor de un proceso de desintegración radiactiva en electricidad. El Mars Curiosity Rover de la Nasa también usa un sistema similar para obtener la energía que necesita.

La Nasa afirma que el material será comercializable con aplicaciones terrestres dentro de los próximos meses.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.