Nuevo Pico y Placa, de 6 de la mañana a 8 de la noche, sorprendió y dividió a los bogotanos

La tendencia de la mayoría es de rechazo a la medida. Algunos respaldan la decisión y otros hacen sugerencias para enfrentar el problema de movilidad sin perjudicar a los dueños de los carros.

Redacción Motor

05:00 a.m. 25 de enero del 2009

La categórica decisión del alcalde Samuel Moreno está soportada en una encuesta que reveló la Administración, en la que el 71 por ciento de los consultados respalda la ampliación de la restricción, pero el rechazo en las calles, en los foros de Internet y en los sondeos de televisión ha sido evidente.

Entre las 6 de la tarde del sábado, cuando eltiempo.com divulgó la noticia, y las 10 de la noche de ayer domingo, más de 1.860 personas habían manifestado su opinión en el foro. Un sondeo de Citynoticias, entre 350 televidentes, dio como resultado: 70 por ciento en contra y 30 por ciento a favor.

Uno de los principales reproches de los ciudadanos a Samuel Moreno es que incumplió la promesa de campaña, de no modificar el Pico y Placa y tampoco implementar la restricción todo el día.

Justificaciones de la medida

Las nuevas obras, el incremento en los tiempos de viaje y la estrecha capacidad de las vías para soportar el tráfico de 1'324.000 carros particulares -el doble de los que transitaban hace 10 años-, 16.200 buses, más de 49 mil taxis y 40 mil camiones, son algunas de las razones que condujeron al Alcalde a tomar la decisión.

Por ejemplo, mientras que en 2002, 15 por ciento de los bogotanos decía demorarse más tiempo en sus desplazamientos, en 2007 este indicador creció a 26 por ciento.

Ante la nueva restricción, en el Concejo de Bogotá las opiniones son encontradas.

Concejales como Fernando López (Cambio Rad.) y Roberto Sáenz (Polo) respaldan al Alcalde, y coinciden en que no es la única alternativa para resolver la problemática.

El concejal liberal Jorge Durán opina que "es una medida necesaria que se había demorado". Para su copartidaria, Gilma Jiménez, se trata de una medida de choque ante una situación de crisis, pero que tendrá un "efecto pasajero, cuando lo que se requieren son soluciones de fondo".

Jiménez recalca que "en capitales como Ciudad de México y Caracas, la restricción de todo el día resultó catastrófica, porque la gente opta por comprar otro vehículo".

Para evitar ese fenómeno, el concejal Sáenz propone que la rotación de los turnos de Pico y Placa sea cada dos o tres meses.

Opinión de expertos y gremios

Fernando Rey, docente de la Universidad Santo Tomás, es partidario de la medida y considera que se debía adoptar cuanto antes. Pero insiste en que para mejorar la movilidad de la ciudad también es necesario encarar la 'guerra del centavo' y concertar con los transportadores para que hagan menos agresiva la operación y respeten paraderos y semáforos.

El urbanista y consultor Mario Noriega, dice que "la estrategia más importante es la organización del tráfico y que cuando se acude a las restricciones el mensaje es que la autoridad no pudo controlar el problema y le deja la responsabilidad al ciudadano".

A juicio del director ejecutivo de Fenalco Bogotá, Francisco Ochoa, habrá graves consecuencias para las actividades comerciales. "La medida limita demasiado la movilidad. Son muchos los padres de familia, los vendedores y los comerciantes para los que el carro no es una ostentación sino una herramienta de trabajo o una necesidad", dice Ochoa.

Un ejemplo en este caso es Luz Marina Polo, madre cabeza de familia y propietaria de una lavandería en el barrio Castilla (Kennedy). Ella utiliza el vehículo particular para recoger y hacer entrega de ropas en domicilios de Ciudad Salitre, Suba y Usaquén.

"Significa que no podré trabajar dos días a la semana, y que mis ingresos mensuales de 800 mil pesos se reducirán 40 por ciento", afirma.

Anuncian demanda

El presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, dijo ayer que demandará la medida de Pico y Placa todo el día ante el Tribunal Contencioso Administrativo. "Esta no es la solución, las grandes medidas son construir vías, túneles o puentes", dice el dirigente gremial, que, además, calcula que el sector va a perder 400 millones de dólares al año.

Encuesta que sustenta la decisión del Alcalde

El sondeo de opinión que contrató la Secretaría de Movilidad la semana pasada con la firma Napoleón Franco, para sustentar la decisión de imponer el Pico y Placa todo al día a los particulares, se realizó entre 900 personas en los seis estratos socioeconómicos y en todas las localidades de la ciudad (63 por ciento mujeres y 37 por ciento hombres).

De los encuestados, menos de 20 por ciento son de estratos medio medio, medio alto y alto. La mayoría es de los rangos medio bajo y bajo.

Solo 16 por ciento de la muestra, es decir, 135 personas, manifestó movilizarse en vehículo particular. Este índice es reflejo de la composición de los viajes que se realizar a diario en Bogotá: de 9,6 millones de desplazamientos, solo 14,7 por ciento se hace en vehículo particular.

A la pregunta: ¿Estaría de acuerdo con ampliar la medida de Pico y Placa todo el día? 71 por ciento de los consultados respondió de manera afirmativa. El índice de aceptación es de 76 por ciento en estratos altos, 73 por ciento en estratos 3 y 4, y 67 por ciento en estratos 1 y 2.

Piden rebaja en el impuesto de carros

Ante la implantación de la nueva restricción para los particulares todo el día, el concejal Carlos Baena y el senador Armando Benedetti hicieron eco de una petición que expresan muchos de los afectados con la medida.

Ambos solicitaron al alcalde Samuel Moreno compensar con una rebaja en el impuesto a los propietarios de los vehículos, que tendrán que estar inmovilizados al menos durante 100 días cada año.

Juan Ricardo Ortega, secretario de Hacienda de Bogotá, manifestó a EL TIEMPO que esta posibilidad solo es factible si los ingresos por este tributo, que suman cerca de 280 mil millones de pesos anuales, son sustituidos a través de otro rubro. Ortega dijo que en abril presentará al Concejo Distrital una alternativa que permitiría efectuar algún tipo de descuento en el impuesto sobre vehículos.

'Es una medida temporal de alto impacto': Fernando Álvarez

El secretario de Movilidad de Bogotá explica las razones que precipitaron la ampliación del Pico y Placa para los carros particulares.

EL TIEMPO: ¿La determinación soluciona los problemas del tráfico de Bogotá?

Fernando Álvarez: Las soluciones en movilidad no son fáciles ni baratas, toman tiempo en su implementación y son controvertibles. Las soluciones estructurales de fondo son complejas, costosas y toman bastante tiempo, como el Sistema Integrado de Transporte (SITP), el proyecto Metro y la aplicación de tecnología para la administración del tráfico.

¿Entonces quienes se movilizan en vehículos particulares deben pagar por el retraso en la ejecución de las políticas de movilidad?

Mientras estas soluciones llegan, debemos actuar con rapidez, con medidas coyunturales de alto impacto y de resultado inmediato. La situación de la ciudad nos obligó a tomar la decisión, no solo para mejorar la movilidad sino para impactar la competitividad y productividad de la ciudad.

¿Qué garantizará que la medida temporal sea efectiva y no se convierta en permanente?

No podemos esperar a las soluciones de largo plazo y el 90 por ciento de los bogotanos dice estar dispuesto a contribuir con la solución.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.