A partir de 2013 las carreteras de Países Bajos serán el 'copiloto' de los conductores

Estas nuevas vías alertarán sobre imprevistos ocultos, tendrán una avanzada iluminación y hasta podrán recargar carros eléctricos. Se trabaja para que también puedan llegar a 'hablar' con los autos.

Redacción Motor

09:52 p.m. 07 de noviembre del 2012

Así serán las carreteras inteligentes de Países Bajos

A partir del segundo semestre de 2013, los habitantes de los Países Bajos pueden estar conduciendo por una carretera que les 'habla'. Esto no forma parte de una película de ficción, sino de la creación del diseñador Daan Roosegaarde, quien presentó el proyecto "carreteras inteligentes", el cual busca que estar detrás del volante sea más seguro, sostenible y eficaz. 

La idea es que los conductores puedan responder de la mejor manera ante situaciones como el tráfico, cambios en las condiciones metereológicas o accidentes e imprevistos en la vía. 

¿Y qué cosas permiten asegurar esta premisa? Las carreteras inteligentes usarían, por ejemplo, una pintura especial, que trabajando de la mano con un sistema de iluminación interactivo del carril, garantiza que el conductor no se desvíe de su carril, ni pierda un segundo las guías porque están constantemente visibles. 

Otro aspecto de las carreteras inteligentes es la posibilidad de que los vehículos eléctricos o híbridos se recarguen de manera inalámbrica mientras circulan por un carril exclusivamente creado para este tipo de máquinas.  Lo que se ha cuestionado sobre este tema es qué tan rentable resultaría circular por este carril y si efectivamente se puede recargar de manera correcta y en un tiempo promedio las baterías del carro, mientras se circula. 

También podrá advertir sobre las cambiantes condiciones climáticas y si la superficie sufrió alguna alteración, como capas de nieve, barro u otro tipo de elementos.

Aunque la iniciativa presentada adolece de sistemas de comunicación de avanzada como el Car2Car, mediante el cual se establece una red inteligente entre conductor e infraestructura, en el sector automotor han destacado la intención de Roosegaarde de aprovechar la tecnología fuera del vehículo para hacer de la vía algo menos estresante y, a su vez, más seguro. 

Esta idea de Roosegaarde hace pensar que el carro del futuro es un tema que abarca mucho más que un motor alimentado por energía renovable y una conexión interna inalámbrica. La inteligencia ya no solo debe estar dentro del vehículo, sino también fuera de él para lograr una experiencia de manejo integral.

Dato:
Estas carreteras tendrán una iluminación interactiva, que mediante sensores, hará que bombillos insertados en los 'ojos de gato' y otras piezas de la vía, arrojen sus haces de luz sobre las esquinas oscuras y las curvas más pronunciadas, tanto para seguridad del piloto como aviso para quien va en contravía.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.