Dos preparadores hicieron los dos carros deportivos de producción más veloces del mundo

Hennessey y 9ff hicieron dos deportivos con las máximas prestaciones. El carro del primero tiene 1.500 caballos mientras que el del segundo 1.400. Ambos llegan para competir con el Veyron de 1.001.

Redacción Motor

04:28 p.m. 04 de diciembre del 2012

Fotos de estas dos nuevas 'bestias' del asfalto

Como 1.200 caballos bajo el capó no son suficientes en la carrera por tener la máxima potencia disponible, dos reconocidos preparadores y modificadores de autos, Hennessey y GT9 desarrollaron un par de vehículos con los que quieren hacer 'enrojecer' al más potente de los Bugatti Veyron. Cada uno por su cuenta hicieron el 'Anti Veyron'.

El preparador estadounidense Hennessey es famoso por su modelo Venom GT que es un deportivo súper exclusivo y de precio astronómico que fabricó sobre la plataforma de un Lotus Exige y al que le puso un motor de Corvette. Pues la edición 2013 de este carro tendrá 1.500 caballos de potencia, más de 300 por encima del carro de Bugatti.

Esto lo consiguió con un nuevo de 7 litros en configuración V8 de origen General Motors, al que se le sumaron dos turbos y otras adecuaciones, entre las que están una caja manual de seis velocidades o una automática secuencial de siete.

Aunque a esta nueva 'bestia' no se le han medido sus capacidades, basta decir que la anterior versión de 1.200 caballos hace de 0 a 100 km/h en 2,2 segundos y alcanza los 440 kph, con un peso de 1.220 kg. Se espera que los 300 caballos adicionales lo conviertan en el carro de producción más rápido del mundo.

Por su parte, el preparador alemán 9ff también planea destronar al Veyron Super Sport de 1.200 hp con el GT9 Vmax de 1.400 caballos de potencia.

Basado, como todos sus carros, en el 911 GT3 (997) pero tiene todo un paquete de mejoras en motor, transmisión y soluciones aerodinámicas que hacen que se pegue al suelo para garantizar la seguridad a la escalofriante velocidad de 437 kph que puede alcanzar y que son 6 más que el Veyron de mayor poder.

Por ejemplo, cuenta con un motor central de 4,2 litros de cilindrada, la mitad del Veyron, más dos turbos con lo que alcanza los 1.400 CV a 7.950 rpm y se administra mediante una caja secuencial de 6 velocidades.

Así, el 9ff GT9 Vmax puede acelerar de 0 a 100 kph en apenas 3.1 segundos, lo que está encima del registro del Veyron en aceleración, pero hay que tener que solo tiene tracción trasera, pesa 1.340 kg y seguramente el siguiente trabajo será en la descarga eficiente de todo el poder a las llantas, que es uno de sus principales defectos. 

DATO
Ambos carros son más baratos que el Bugatti Veyron, el primero está cerca del millón de dólares y el segundo en 895 mil en la misma moneda.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.