Proyecto especial de Ford logró reducir en más de 350 kilos el peso del Fusion

Con el uso de materiales como aluminio, fibra de carbono, magnesio y acero de alta resistencia se logró un ahorro del 25%. Sería el primer paso para la popularización de este tipo de carrocerías.

Redacción Motor

08:42 p.m. 11 de junio del 2014

El uso de materiales como el aluminio y la fibra de carbono en la fabricación de las carrocerías y los chasises no es nuevo, de hecho tiene varias décadas de aplicación. Lo que es novedad es que una marca como Ford demuestre, a través de un proyecto, que su utilización no está restringida únicamente a los más encumbrados ultradeportivos del mundo y a marcas exclusivas en las que los costos de estas estructuras no hacen mella.

Esto se consiguió gracias a un proyecto que la marca adelantó con la agencia estadounidense de medio ambiente EPA, interesada en la disminución de la contaminación, a la cual también se puede llegar con la reducción del peso en los vehículos.

Así, Ford desarrolló un Fusion en cuya estructura se utilizó una amalgama de materiales y combinaciones con aluminio, fibra de carbono, magnesio y acero de alta resistencia con los que se reemplazó el acero común, sin perder las propiedades de resistencia y mejorando muchas de sus cualidades. A este Fusión se le denominó Lightweight Concept.

Para este prototipo se usó aluminio en piezas como el subchasis en aluminio, fibra de carbono en los rines, en el capó, las estructuras de los asientos y el tablero de instrumentos. En las ventanas se sustituyó el cristal por el policarbonato y la suspensión tiene también algunas piezas fabricadas con amalgamas especiales.

Al finalizar el prototipo se subió a la balanza y el carro en el que se combinaron estos materiales marcó 1.295 kilos, lo que representó un ahorro en peso frente al carro normal de unos 363 kilos. Sorprendente, ya que esto significa un 25% menos de peso, lo que al mismo tiempo se traduciría en menor consumo de combustible, lo que le interesa a EPA y también a los clientes de la marca.

Por esta razón, el Fusion 'especial' tiene un motor EcoBoost de apenas 1 litro, lo que lo hace reducir al 50% la cilindrada con respecto al modelo que se vende en Colombia, lo cual es muy meritorio si se tiene en cuenta que es un sedán de buen tamaño.

Las conclusiones del estudio señalan que esta aplicación podría llegar a ser masiva para finales de esta década, lo cual significa que este sería el primer paso en la democratización del ahorro en el peso de los carros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.