Proyecto de la Universidad de Oxford desarrolla un auto que no requiere conductor

Ingenieros de Oxford presentaron el 'Wildcat', un carro que, por medio de sensores, se conduce de forma autónoma, sin la necesidad de un piloto. Su orientación no requiere gps, ni sistemas remotos.

Redacción Motor

03:40 p.m. 18 de enero del 2012

Un grupo de científicos de esta importante universidad británica, en conjunto con el fabricante de automóviles Nissan y la empresa BAE Systems, desarrolló el 'Wildcat' que es un vehículo robotizado que le permite al conductor ir sentado durante cualquier recorrido sin la necesidad de poner sus manos en el volante, mover pedales o botones, estar pendiente del tráfico o del estado de las vías.

La operación del vehículo está automatizada por medio de sensores, cámaras, láser y radares que hacen que el 'Wildcat' se conduzca de forma autónoma, sin ninguna intervención humana, y solo mediante la coordinación de toda la información que registran sus instrumentos.

Además, este avance científico pretende sustituir las funciones básicas de orientación de un GPS, con informaciones de ruta y sitios de interés y hasta controlar las emisiones de gases dependiendo del recorrido, incluso, informar sobre los sitios críticos de movilidad.

El surgimiento de los vehículos autónomos apunta no solo mejorar las condiciones de tráfico de las grandes ciudades, sino a mejorar la calidad de vida de los ejecutivos que pierden tiempo desplazándose a diario. Este avance marca el comienzo de una revolución tecnológica en la que los robots mejorarán las condiciones de vida en cuanto a la conducción.

El gran avance se daría en materia de seguridad ya que la mayoría de los accidentes de tránsito son ocasionados por errores humanos.

"Un vehículo autónomo sólo puede ser conducido por sí mismo de forma óptima, segura y sin la necesidad de intervención humana conociendo el medio en el que se mueve", afirmó Paul Newman, profesor del departamento de Ciencia e Ingeniería de la Universidad de Oxford y líder de la investigación, al presentar la nueva herramienta a la opinión pública. "El principal objetivo a largo plazo es desarrollar una nueva generación de vehículos que puedan hacer las carreteras más seguras, menos congestionadas, más limpias y lograr un mejor acceso al transporte público", agregó.

Así, se empieza a hacer realidad el sueño de que los conductores en el futuro podrán realizar actividades como leer, navegar en la Internet y hasta dormir mientras 'manejan' su vehículo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.