En el Salón de Frankfurt la llanta iFlex es uno de los estrenos mundiales

El fabricante coreano de llantas Hankook tiene una de las novedades de la cita europea con su proyecto iFLEX, que es una pieza única que no necesita de un rin y tampoco aire para cumplir su cometido.

Redacción Motor

07:37 p.m. 10 de septiembre del 2013

Dentro del marco del Salón del Automóvil de Frankfurt, uno de los más importante y trascendentales para la industria automotriz que se realiza en Europa, y que en la mañana de hoy ya estaba recibiendo a los primeros visitantes, se conocieron las primeras novedades que no 'corren' precisamente por cuenta de los constructores de vehículos sino de los otros fabricantes que hacen parte de este inmenso y exquisito mercado automotor a nivel global.

Uno de los primeros en aparecer en escena fue el fabricante de llantasHankook con su proyecto denominado iFLEX. Se trata de un elemento con una sola estrcutura que hace las veces de rin y llanta, y que no necesitaría el uso del aire para su funcionamiento, como actualmente se emplea en los sistemas convencionales. En otras palabras, lo que pretende la compañía es ofrecer un producto único capaz de brindar una nueva visión sobre el conjunto de una rueda y dos de sus elementos: rin y llanta.

El primer prototipo del diseño Hankook iFLEX es presentado en la reciente generación del Volswagen UP! que incorpora trascendentales mejoras realizadas por el preparador ABT. Según las primeras informaciones entregadas por la compañía, el nuevo diseño iFLEX conseguirá una importante reducción del peso del conjunto, aportando la no necesidad de aire para ofrecer las propiedades de deformación del neumático convencional.

El producto iFLEX consigue ser reciclable de un 95 por ciento de su composición, siendo esta a partir de resinas intéticas como el poliuretano. Este primer prototipo ofrecerá una medida similar a una llanta de 14 pulgadas encontrando las medidas de 155 mm de ancho y 590 mm de diámetro en su sección. iFLEX fue fabricado como una única pieza con lo que pretende convertirse en una solución más práctica.

El truco del 'neumático sin aire', como también se le conoce, es encontrar una combinación de materiales que puedan soportar todos los golpes que en el transcurso de muchos años y decenas de miles de kilómetros se puedan generar, mientras que todavía ofrece un rendimiento comparable a una llanta tradicional.

DATO:
La última vez que una empresa de llantas trató esto en un forma de alto perfil fue en 2011, cuando Bridgestone mostró su concepto de neumático sin aire. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.