El Salón de Tokio recibirá otro 'K-Car', esta vez bajo el escudo de Daihatsu

Daihatsu, otro fabricante que juega de local en el Salón de Tokio, presentará una versión conceptual de su mini auto descapotable Kopen. Reemplazará el pequeñísimo roadster Copen.

Redacción Motor

10:02 p.m. 30 de octubre del 2013

Imágenes del concept Kopen de Daihatsu

 Este modelo, hasta ahora no pasa de ser un muy acertado diseño conceptual del Kei car Kopen de Daihatsu; pero va directo a la versión 43 del Salón del Automóvil de Tokio, donde enseñará su interesante figura al lado de otros lanzamientos internacionales desde el 20 de noviembre.

A pesar de su deportiva apariencia, el Kopen debe mantener ciertos parámetros que rigen para su categoría. El motor se limita a una máquina de 0,66 litros y tres cilindros DOHC con turbo –y potencia restringida a solo 64 caballos, que no le restan sex-appeal.

Por lo demás es un lindo descapotable que ofrece detalles tales como un juego de rines en aleación, doble escape cromado y pintura metalizada. El interior es muy jovial, sin fibra de carbono, pero con un buen sistema digital y alcantara para el volante.

Hay una segunda propuesta ‘crossover’ con paneles de plástico.

DATOS:
Un Kei car (K-car) es una categoría fiscal de automóviles utilizada en Japón, con reducciones en impuestos y seguros; abarcando carrocerías como turismo, todoterreno o furgonetas.

La idea surgió después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la mayoría de los japoneses no podían adquirir un automóvil, pero tenían presupuesto para una motocicleta; entonces el kei car fue creado para promover el crecimiento de la industria, para fomentar el uso de vehículos pequeños y económicos, y para ofrecer alternativas de transporte para las pequeñas empresas y negocios locales. Entre sus ventajas, están exentos de tener un certificado para el parqueo.

Usan placas amarillas, con caracteres negros para uso privado; y viceversa para vehículos comerciales. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.