Someterán a dieta estricta a los futuros modelos de las marcas de General Motors

Dan Akerson CEO de General Motors anunció recientemente la reducción del 15 por ciento en el peso de sus modelos 2016. Ingenieros de la firma están en la búsqueda de materiales alternativos.

Redacción Motor

08:28 p.m. 12 de marzo del 2013

El anunción del CEO de General Motors, Dan Akerson, de reducir de forma importante el peso de los vehículos que fabrica el grupo automotor puso en aprietos a sus ingenieros, en especial por la cercanía de la fecha, y aunque una rebaja de peso para los nuevos modelos del 15 por ciento es factible, será un gran esfuerzo, porque el trabajo es arduo y el tiempo es corto según comenta Richard Schultz, asesor de GM y otros fabricantes.

Por ejemplo GM tendría que reducir unos 300 kilos en un sedán grande con motor V6, como el Buick LaCrosse, que pesa en total 2.022 kilos. Una parte se lograría sustituyendo el motor V6 por un cuatro cilindros, que ahorraría hasta 100 kilos y el resto correría por cuenta de materiales ligeros.

Schultz, consultor de GM, afirma que el gigante de Detroit evitaría el uso de grandes cantidades de fibra de carbono o plástico, y también es poco probable que use cuerpos de aluminio, como lo hacen otros fabricantes. En cambio GM se inclinaría por utilizar más acero de alta resistencia para el cuerpo, magnesio en determinadas piezas como la transmisión y más aluminio para puertas, tapas de cubierta, campanas y piezas estructurales.

Tanta urgencia se ve apremiada también por el cumplimiento de las normas federales de economía de combustible, para el año 2016. De hecho, GM ya está utilizando soldadura por puntos para partes de aluminio, medida que ahorra dinero y peso pues elimina el uso de remaches, que llegan a sumar hasta un kilo en la balanza.

GM también espera ahorrar dinero utilizando una aleación de acero nano-estructurado de alta resistencia para estampado en frío y que representará menor costo; aunque aún está en desarrollo.

Otro material que está en la mira del fabricante es la fibra de carbono y para este fin GM se asoció en 2011 con Teijin Ltd., fabricante japonés de fibra de carbono, buscando la forma de producir un material más barato reforzado en termoplástico.

La fibra de carbono pesa un cuarto del acero convencional y es 10 veces más fuerte, pero la resina necesita mucho tiempo para ajustarse en el molde. Entonces el propósito de Teijin es reducir el tiempo requerido para producir piezas en fibra de carbono en menos de un minuto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.