En el 2014 empezará a rodar el primer bus eléctrico que se recarga sin cables

Primove e-bus, el primer bus eléctrico e inalámbrico del mundo, propone un novedoso sistema de recarga mediante sistemas de inducción con placas magnéticas instaladas en la vía.

Redacción Motor

04:37 p.m. 20 de junio del 2013

 Vea en qué consiste el sistema Primove desarrollado por Bombardier

En el marco del Congreso Internacional de Transporte Público y Movilidad celebrado en Ginebra, Suiza, la empresa Bombardier Transportation presentó el primer e-bus inalámbrico de transporte masivo que usa una batería muy ligera recargable por sistema de inducción mientras hace su recorrido, sin tener que detenerse y conectarse a una columna. Simplemente, este vehículo tendrá que pasar por una vía adaptada para tal fin.

Este bus representa el desembarco de Bombardier en el campo de los buses eléctricos, mediante la tecnología Primove que se basa en tres aspectos: una batería de peso ligero que ocupa poco espacio en el vehículo y recarga tres veces más rápido que una tradicional, un sistema de propulsión y control que optimiza la eficiencia energética para reducir las emisiones contaminantes y sonoras y, finalmente, un tipo de recarga por inducción magnética.

El sistema de carga es práctico y beneficioso. En cada detención del bus, una placa magnética extrae energía en unos pocos segundos –con una capacidad de 200 kilovatios/hora– de una segunda placa situada debajo del asfalto y a lo largo de la ruta. De esta manera, el bus eléctrico que equipe el sistema Primove hace una carga inalámbrica, sin conexiones, más rápidamente y sin el riesgo de que se agote por completo la batería. Incluso, estas placas de recarga en el camino no dañarían la vía ya que el imán podría ir ubicado en los agujeros de las tapas de alcantarilla.

Otro de sus puntos positivos es que evita la instalación de los antiestéticos cables de alta tensión necesarios para mover tanto tranvías como autobuses eléctricos, y además su ubicación bajo el asfalto le aseguran una protección contra las inclemencias meteorológicas adversas. También es válido destacar el capital punto de la eficiencia y a pesar de no alcanzar las cifras del cable, las recargas por inducción no paran de evolucionar y estas ya alcanzan un más que destacable 95 por ciento.

La meta del grupo Bombardier es competir hombro a hombro con los buses diésel que dominan hoy el mercado. Después de llegar a Mannheim, la flota de eléctricos rodará sigilosamente en Berlín y Brunswick; y con un poco más de tiempo pisará Brujas en Bélgica. Para Nanjing en China se planea utilizar el sistema de tranvías equipados con el sistema Primove, en 2014.

DATOS:
*El sistema Primove desarrollado por Bombardier, utiliza un método inductivo de recarga de potencia que detecta cuando un vehículo eléctrico –que use el sistema– se encuentra detenido sobre él y lo activa. La tecnología también actúa mientras el vehículo va en movimiento, siendo compatible con tranvías, buses y automóviles.

*Desde el próximo año entrará en servicio en Alemania, donde ya fue probado con éxito en la ciudad de Mannheim. Así mismo, otras ciudades y compañías de autobuses también han evaluado el modelo, entre las que figuran Rampini de Italia, Viseon de Alemania y Hess de Suiza.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.