30 por ciento de vehículos no tienen certificado de revisión técnico mecánica

Desde que se implemento la revisción técnico mecánica y de gases todavía hay problemas con ese trámite. De este 30 por ciento o no han pasado por CDA o circulan con un certificado falso.

Redacción Motor

04:26 p.m. 10 de junio del 2011

Han transcurrido más de cuatro años desde cuando se implementó en el país la Revisión Técnico Mecánica y de Gases, RTMG, para todos los vehículos y motocicletas y todavía persisten los problemas de su nacimiento y cada día surgen otros. 

Se calcula que el 30 por ciento del parque automotor del país rueda por calles y carreteras sin el certificado o con documentos falsificados. A esto hay que agregar el fenómeno de la corrupción que ronda en algunos centros de diagnóstico automotor. 

El problema es de graves proporciones pues si se parte de las cifras oficiales, según las cuales en Colombia hay unos 2 millones 900 mil vehículos, esto significa que hay 870 mil carros que son un peligro para sus ocupantes, peatones y para el medio ambiente. 

En el caso de las motos, el problema es más delicado aún. Se calcula que hay 3 millones 200 mil aparatos en el país, y las cuentas más optimistas revelan que de que cada 10 motos solamente dos pasan por las pistas de los Centros de Diagnóstico Automotor, CDA. 

El otro dato importante es que de acuerdo con cifras de algunos CDA, un 40 por ciento de los vehículos que llegan a sus pistas son rechazados por diversas fallas en su parte estructural, mecánica y de emisión de gases. 

Esto lo que indica es que la 'salud' de gran parte del parque automotor está en estado 'delicado', con las consiguientes consecuencias negativas para la seguridad vial y la vida de las personas. 

Por esa razón, algunos representantes de CDA como Humberto Cepeda López, le plantean al Gobierno la necesidad de "crear e impulsar y una cultura del mantenimiento", que los propietarios de vehículos entiendan que la RTM es cuestión de ayudar a salvar sus propias vidas. 

La situación llegó a tal punto esta semana que varios representantes de CDA, funcionarios del Ministerio de Transporte, de la Dirección de Tránsito de la Policía y de FENALCO Bogotá se reunieron para evaluar la problemática del sector y tomar los correctivos. (Ver las deficiencias de la RTM). 

La noticia divulgada el sábado anterior en esta Sección que dio cuenta de la captura de 23 personas por falsificar certificados con la complicidad de siete CDA y las 105 investigaciones que cursan contra otro 105, tienen en alerta al sistema. 

No saben cuántos CDA hay 

Uno de los principales problemas de la revisión técnico mecánica radica en que ni siquiera el propio gobierno tiene claro cuántos CDA hay en el país. En la página oficial del Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, hay 246; en el Organismo Nacional  de Acreditación, Onac, que es el que vigila y acredita los CDA dicen que hay 218, y en las cuentas del Ministerio de Transporte aparecen 307. 

Así las cosas, le dijo una fuente a Vehículos,  "si el Ministerio de Transporte no tiene el control", es muy complicado establecer una hoja de ruta para controlar las prácticas corruptas. El problema, dicen, es que hay CDA que expiden certificados, pero aún están en los tiempos de plazo que les fijaron para su acreditación. Mientras que la Ley 1383 del año pasado estableció que para abrir un CDA (ponerlo en servicio) tiene que estar acreditado. 

Y el 20 de octubre de año pasado, a través de una resolución,  se cambiaron las normas técnicas para la revisión de los carros, pero todavía no se está aplicando el nuevo sistema porque no se ha reglamentado la norma. 

Otro problema que salió a la luz esta semana es que con el Runt se perdió el control de los certificados. Antes, la compañía que losl fabricaba los asignaba a cada CDA con un número de serie y estos los reportaban al Ministerio de Transporte. Pero hoy, al Runt solo se le reportan algunos datos como la placa, modelo, clase y tipo del vehículo. Si el Estado ha perdido el control, ¿cómo se evita la falsificación? 

Las deficiencias de la RTM 

La seguridad vial y la preservación del medio ambiente fueron dos de los pilares fundamentales para instaurar en el país la revisión técnico mecánica y de gases, con la que se les garantizaba a conductores y peatones mejores condiciones de seguridad en calles y carreteras. 

No obstante, a lo largo de estos años han surgido grandes vacíos. El primero de ellos es la falta de conciencia de muchos propietarios de vehículos de cumplir con este requisito para su circulación y el apego de muchos a la ilegalidad. 

El otro problema es que la RTM no tiene 'uñas ni dientes' y por el contrario da muchas gabelas sin que pase nada. Por ejemplo, si un carro  es rechazado por algún tipo de falla, pero al mismo tiempo tiene un 'plazo' de 15 días para corregir el daño y volver a la pista por el certificado. En esos 15 días el carro es un peligro potencial y si la falla es por emisión de gases, es una fuente contaminante en la calle. 

O la otra 'opción' es que el propietario de ese vehículo, 'corre' a otro CDA en donde sí pasa todas las pruebas. Un vehículo en malas condiciones en su estructura (chasis) u otras fallas protuberantes no debería tener el certificado y entrar a un proceso de chatarrización, pero eso no existe en el país, al menos para carros particulares. 

Y finalmente, el certificado de RTM terminó siendo un papel que puede salvar a  alguien de una inmovilización o de un comparendo, pero que no refleja la realidad de muchos de desvencijados carros que circulan por las calles.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.