Los 600 mil metros cuadrados de empresa de logística automotriz están distribuidos así:

Muchos clientes creen que el vehículo está listo para 'empacar y llevar', pero el volumen de los pedidos obliga a dosificar las entregas.

Redacción Motor

05:30 a.m. 07 de diciembre del 2012

El último trimestre del año siempre es el más movido para empresas de logística automotriz como Al Día, cuyos camiones no paran por el volumen de pedidos que llegan de los diferentes concesionarios del país.

Según lo explica el gerente general de esa compañía, José Javier Hernández Jiménez, "fin de año siempre es el más movido" y el primer trimestre, el que deja un mayor número de vehículos parqueados en sus lotes de Madrid.

Sin embargo, reconoce que el Salón del Automóvil los puso a correr más de la cuenta porque las marcas están obligadas a surtirse bien para entregar los 8.000 vehículos que, según los primeros datos de Corferias, dejaron 'palabreados' durante los 12 días que duró el encuentro.

Cadena productiva
Esto significa para la compañía un principio de año atípico en materia de llegada a puertos y distribución a concesionarios durante los primeros meses del año. "Nosotros estamos en un cuarto de hora porque, a pesar de la desaceleración, la venta de vehículos es enorme y eso significa más apoyo nuestro hacia las marcas para que puedan entregar sus vehículos en excelente estado y a tiempo", dice Hernández.

Y no le falta razón: los cumplimientos de las diferentes vitrinas dependen, en gran medida, de la rapidez con que esta empresa pueda alistar y entregar los vehículos.

Es una tarea que los clientes ven como de 'soplar y hacer botellas', pero que, en realidad, requiere una enorme coordinación logística y una excelente comunicación entre la casa matriz, los puertos, los transportadores y las vitrinas.

Todo organizado
Los 600 mil metros cuadrados están distribuidos así: 180 mil metros (patios 1 y 2) y 420 mil (patio 3).
Próximamente abrirán uno nuevo de 130 mil metros cuadrados.
Cada zona está identificada con especies de 'colombinas' que muestran una letra y un número para que los funcionarios sepan en dónde buscar determinado vehículo.
Tiene grandes áreas despejadas para la circulación interna de los vehículos y los camiones.
La zona de recibo e inspección de carros es independiente a la de despachos para que los que llegan no se confundan con los que se van.
Actualmente les prestan servicio a 19 marcas, dos ensambladoras y varios concesionarios de Bogotá, sus alrededores y otras zonas del país.
Cada carro tiene su 'hoja de vida'.
La compañía distribuye entre 400 y 500 vehículos cada día.

¿'Cero kilómetros'?
Ningún carro lo es, por varios motivos: en su país de origen son embarcados, uno a uno. Una vez en Colombia, son llevados a bodegas especiales. Luego, son manejados hacia las niñeras que los distribuyen. En zonas como la de Madrid, van cambiando de patio a patio, hasta que salen.

Negocio a la medida
Al Día Logística posee varios tipos de camiones con los que recogen y llevan los vehículos: grúa (para uno solo), binario (caben dos), cuatrinario (cuatro), quintario (cinco), niñera (ocho) y 'low boy', en donde cargan hasta cinco cabezotes para camión, esto con el fin de llevar justo el número de unidades que pide la vitrina.
Llevan pedidos que van desde un solo vehículo hasta el número de carros que solicite el concesionario.
Los vehículos son asegurados por las marcas respectivas o por la compañía de logística, tanto para el transporte como para el bodegaje.
Cuando las marcas lo solicitan, a los clientes especiales les envían el vehículo a su casa, en grúa, envuelto en 'vinypel'. Allí lo destapan y les entregan las improntas y las placas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.