El 70 por ciento del parque automotor no está asegurado

Andar en las calles en un vehículo sin seguros que amparen a su conductor es estar expuesto a perder su patrimonio en cualquier momento

Redacción Motor

05:00 a.m. 04 de marzo del 2011

Enrique Rojas* con sus ahorros y crédito de libre inversión cumplió uno de los sueños de su vida: tener su primer carro, un pequeño automóvil modelo 2005. Meses después, un accidente dejó su carro inservible. Ernesto Suárez*, en un infortunado accidente atropelló a un joven estudiante de administración de empresas que quedó en una silla de ruedas. 

¿Qué tienen estos dos casos en común? Rojas y Suárez forman parte del 70 por ciento de propietarios que no cuentan con un seguro de responsabilidad civil, ni de otro tipo para sus vehículos. Hoy, Rojas tiene lo que quedó de su carro abandonado en un taller pues no cuenta con los recursos para repararlo, y todavía está pagando el préstamo.  

El caso de Suárez es más dramático. Ha tenido que costear durante más de dos años el costoso tratamiento del joven estudiante y asumir el pago de una millonaria demanda que está a punto de dejarlo en la calle. 

Según la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, el  año pasado se presentaron en el país cerca de 190.000 siniestros entre daños, hurto y responsabilidad civil. Fueron robados 5.772 vehículos asegurados; se presentaron cerca de 136.600 siniestros por daños, de los cuales 129.400 fueron por pérdidas parciales y 7.200 por pérdidas totales. Y los siniestros por responsabilidad civil en el ramo de autos fueron 44.600.  

Lo bueno de estas estadísticas es que todos los vehículos involucrados estaban asegurados, y que cerca de 190 mil personas que presentaron algún tipo de siniestro resultaron beneficiadas por el seguro voluntario de automóviles. A todas esas personas se les reparó su vehículo en los casos de choque, se les indemnizó por hurto o por daño total, y otros protegieron su patrimonio por los daños que hubiesen ocasionado con su vehículo a terceros.  

Sin estas coberturas, es decir, si no hubiesen tenido sus carros asegurados, estas personas tendrían que haber pagado de sus bolsillos estas pérdidas.  

Pero lo que realmente preocupa a las autoridades y al sector asegurador es que el 70 por ciento del parque automotor que rueda por calles y carreteras colombianas está descubierto. Contando las motos, tan sólo el 30 por ciento tiene un seguro de automóviles y sólo la mitad de los vehículos diferentes de motos cuenta con este tipo de protección. 

El año pasado, gracias al aumento de las ventas de vehículos nuevos, las primas por seguros de automóviles alcanzaron 1.7 billones de pesos, presentando un incremento del 8.1 por ciento en relación al mismo mes del 2009.  

Pero el problema radica en ese 70 por ciento que no tiene ningún tipo de protección, sobre todo, en el ramo de responsabilidad civil. A los colombianos todavía les falta tomar conciencia sobre la gravedad de no contar con una póliza que los proteja y proteja su patrimonio. 

"Existe el 'mito' de que el seguro es para el carro. No, el seguro es para usted", afirma Carlos Varela, director de Automóviles de Fasecolda. Otros, agrega, Ernesto Rodríguez, vendedor de pólizas para automóviles, "piensan que con el Seguro Obligatorio de Accidentes (Soat) es suficiente". 

Varela y Rodríguez tienen toda la razón, pues finalmente el carro es reparable, pero en el caso de las personas cuando son afectadas en su integridad física, si no se tiene una póliza de responsabilidad civil, pueden dejar al responsable del accidente en la ruina. (Ver recuadro sobre cobertura del Soat) 

Andar en las calles en un vehículo sin seguros que amparen a su conductor es estar expuesto a perder su patrimonio en cualquier momento, más, si se tiene en cuenta que la ley colombiana incorpora la conducción de vehículos automotores al rango de 'actividad peligrosa' según el artículo 2356 del Código Civil. 

"Las personas creen que la mayor razón para comprar un seguro de autos es para protegerlos contra daños o hurto. Si bien el seguro ofrece estas coberturas, la más importante razón para adquirir un seguro de autos es la cobertura de responsabilidad civil. Muchas conductores no saben que sin este seguro, están expuestos a perderlo todo si resultan responsables por las lesiones o muerte a terceras personas", añadió Varela. 

 Lo que debe tener un buen seguro 

Las compañías aseguradoras ofrecen hoy un amplio paquete, que además del cubrimiento básico, incluye otros atractivos servicios. 

Una recomendación importante es leer detalladamente las cláusulas del contrato y no quedarse callado cuando tenga alguna duda. 

Revise con especial cuidado temas como los amparos y las exclusiones. Ahí usted puede saber qué es lo que le están asegurando y qué no para que después no se lleve sorpresas. 

Los amparos más importantes son responsabilidad civil extracontractual; pérdida total del vehículo por daños; pérdida parcial del vehículo por daños; pérdida total del vehículo por hurto; pérdida parcial del vehículo por hurto;  gastos de grúa, transporte y protección del vehículo accidentado; temblor, terremoto o erupción volcánica; amparo patrimonial; asistencia jurídica en proceso penal; asistencia jurídica en proceso civil; responsabilidad civil extracontractual en exceso; accidentes personales; gastos de movilización y vehículo de reemplazo. 

Algunas compañías ofrecen servicios adicionales como servicio de grúa por varada, carro taller, despinchada, varada por gasolina, cerrajería, reinicio de batería, transporte, depósito o custodia del vehículo; localización y envío de piezas de repuestos. Y para las personas, asistencia médica ambulatoria, consulta  médica domiciliaria; traslado de ocupantes por inmovilización del vehículo, por accidente y conductor, entre otros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.