Se abre el camino para autopistas por concesión con firma de convenio para primeros estudios

En la primera fase del proyecto se establecerá la factibilidad, técnica, financiera y económica, se definirán los posibles corredores viales y se identificará un proyecto piloto.

Redacción Motor

05:00 a.m. 31 de julio del 2009

La posibilidad de que Bogotá tenga sus primeras autopistas urbanas por concesión comenzó a abrirse paso esta semana con la firma de un convenio para la contratación de  los estudios de factibilidad. 

Ese convenio fue suscrito por la Secretaría Distrital de Movilidad, el Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, y la Corporación Andina de Fomento, CAF, y tiene como objeto la prestación de servicios para la contratación de estudios técnicos, sociales, económicos, financieros y legales para la definición de un sistema de Autopistas Urbanas Concesionadas para Bogotá. 

La primera fase de este proyecto correrá por cuenta de la CAF que asumirá los costos (420 mil dólares), de los estudios  bajo una figura conocida como Cooperación Técnica No Reembolsable. 

La construcción de este tipo de autopistas fue propuesta a finales del 2007 por inversionistas privados a través de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), entidad que en su momento propuso construir cinco autopistas en la ciudad por un valor cercano a los mil 800 millones de dólares. 

Estas autopistas son vías rápidas por las que los automovilistas pueden transitar mediante un sistema de pago de peajes electrónicos. 

Etapas del proyecto 

El desarrollo de esta propuesta se dividió en tres fases: La primera, servirá para establecer la factibilidad del programa, definir los posibles corredores viales posibles concesionados, identificar el corredor vial que servirá de proyecto piloto y determinar la viabilidad legal, técnica, financiera y económica. De igual manera el análisis de viabilidad legal y procedimientos aplicables a las tecnologías de control y cobro. 

La segunda fase es la estructuración técnica, legal y financiera del proyecto. Esta etapa comprende la elaboración de los estudios y diseños de ingeniería, los cuales estarán financiados y contratados por el IDU.  

Y la última fase comprende el otorgamiento del proyecto en concesión a través de una licitación pública. 

La propuesta de CCI 

La CCI, a través de su presidente, Juan Martín Caicedo Ferrer, ha insistido en su propuesta de construir las cinco autopistas. 

Esta consiste en que los empresarios las construirían con recursos propios, inversión que luego recuperarían mediante el cobro de peajes en una concesión a largo plazo. Una de las formas de hacer efectivo el cobro de los peajes es a través de facturas que llegan a la dirección registrada de los usuarios.

El valor a pagar depende del número de kilómetros recorridos y de cuántas veces se haga uso de la autopista. Incluso, hace dos años se estimó que por cada por cada kilómetro recorrido se le cobraría 120 pesos a un carro particular.

En principio las autopistas proyectadas son la Longitudinal de Occidente, que va desde La Caro hasta El Muña. La Longitudinal de los Cerros Orientales, desde La Caro hasta la salida a Villavicencio. Con tramos a cielo abierto, viaductos y túneles.

La Transversal Norte, desde los Cerros hasta Cota por la calle 170 (alternativas: 153 o 134), cruzando bajo los Cerros de Suba en túnel. La Transversal Central: desde Germania por la Avenida Eldorado, con acceso al Aeropuerto y desarrollo por el lado de una de las pistas hasta empalmar con la Concesión Chía - Girardot.

Y la Transversal Sur, que prolongaría la vía de los Cerros hasta El Muña.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.