Seguridad: ABS cumple 40 años

Este sistema antibloqueo de los frenos, desarrollado por la firma alemana Bosch en 1978 y obligatorio hoy para todos los vehículos en producción.

Revista Motor

04:54 p.m. 04 de septiembre del 2018
Cuatro décadas del ABS

Cuatro décadas del ABS

Regula la presión de frenado de cada rueda cuando ‘nota’ que están a punto de bloquearse y evita patinadas y deslizamientos laterales sin control, además de reducir la distancia que requiere el vehículo para detenerse por completo.

Una rueda bloqueada reduce su apoyo sobre el piso cuando el conductor excede la presión del pedal, que es natural reacción en una emergencia. La consecuencia es que pierde el control del carro y este sigue derecho hacia el obstáculo.

Se cumplen 40 años del sistema de frenado ABS

.

Al fin de cuentas, quien aprieta el pedal con decisión lo hace porque quiere parar lo más pronto posible. Sin embargo, tal como estaba diseñado el frenado original, este obvio sistema de seguridad activa no cumplía a cabalidad con su misión, especialmente cuando se rodaba sobre superficies húmedas, barrosas o destapadas. Detenía los neumáticos, pero no la carrocería.

Esto fue lo que, a grandes rasgos, tuvieron en cuenta los ingenieros de Bosch, por allá en la década de los años 70, antes de idear un mecanismo que ‘conectara’ más inteligentemente el pedal con las ruedas. El resultado de esta observación y su posterior estudio y desarrollo dieron como resultado el sistema antibloqueo o Antiblock Brake System (ABS), una unidad de control que supervisa permanentemente la velocidad de cada una de las llantas a través de sensores e identifica si, al momento de un patinazo, una o dos de ellas desaceleran más de la cuenta. En otras palabras, si tienden a bloquearse.

Cuatro décadas del ABS

.

De ser así, el ABS regula, en milésimas de segundo, la presión de frenado de cada una y les ayuda a detenerse presionando el disco miles de veces y no de un solo golpe, como sucedía.

Cuando lo instalaron por primera vez, en 1978, el ABS logró con creces su cometido, aunque su ‘martilleo’ se sentía con fuerza en el pedal del freno. Hoy, salvo por la pulsación, el accionar del sistema en la instalación de frenado es casi imperceptible para el conductor y los pasajeros, gracias a que forma parte de una compleja red electrónica que actúa con otras ayudas que se han ido sumando, como el de control de estabilidad (ESP), patentado por Bosch en 1995, o las ayudas de frenado.

DATO
100 millones de abs ya había producido bosch en el 2003, y en el 2004 se convirtió en equipo obligatorio para los 15 países miembros de la unión europea. La octava y actual generación de este sistema de seguridad arrancó producción en el 2007.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.