Se acaban las motos de dos tiempos en la capital

No se podrán matricular en Bogotá a partir de abril. Las autoridades de la capital analizan la posibilidad de brindar estímulos comerciales para el reemplazo de la tecnología de dos tiempos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 13 de febrero del 2009

Con la expedición del decreto 035 de la Alcaldía de Bogotá que prohíbe la matrícula de motocicletas de dos tiempos a partir del 1 de abril de este año, y la restricción de su circulación en el Distrito dentro de dos años, comienza a abrirse paso la desaparición de este tipo de vehículos.
 
Claro que este proceso se inició hace menos de dos años en el país por dos razones: La primera, porque las ensambladoras de motos empezaron hace menos de dos años a migrar hacia los motores de cuatro tiempos y con tecnología más limpia.
 
La segunda razón es que a partir del 1 de enero de este año empezó a regir la resolución 910 expedida por el Ministerio de Ambiente que regula la emisión de gases contaminantes por parte de fuentes móviles.
 
Este es un proceso que se vienen dando en todo el mundo y se sustenta en la necesidad de evitar al máximo los problemas de contaminación al medio ambiente que producen los motores de dos ciclos o dos tiempos como se les conoce popularmente. (Ver Así funciona un motor 2T). 
 
Por eso, la migración hacia los motores de cuatro tiempos se impone en el mundo en cumplimiento de estrictas normas como la Euro1 y Euro2, que paulatinamente se exigirán en Colombia a todos los vehículos (Ver Lo que dice la resolución 910 más abajo).
 
El caso de Bogotá
 
Bogotá es la primera ciudad que toma decisiones en ese sentido, y es muy probable que la situación se replique en otras ciudades, o pase lo que en Medellín, que desde el año pasado impuso el Pico y Placa para las motos de dos tiempos.
 
En la capital del país no hay una cifra exacta de cuántas motos de dos tiempos circulan por sus calles. La decisión de la Alcaldía significa que dentro de dos años ya no podrán rodar motocicletas que son muy llamativas para los usuarios de este medio de transporte y trabajo.

Una de ellas es la popular Bw's de Yamaha de 100 c.c., que ya salió de producción y que fue reemplazada por su hermana mayor, la BW's 125 c.c., que cumple con todas las condiciones en materia de control de emisiones e incorpora tecnología como el catalizador.

Otra muy conocida en Bogotá pues goza de gran reconocimiento en labores de mensajería y transporte es la AX100-2 de Suzuki. Aunque la marca japonesa aclara que está entregando todas sus motocicletas con el certificado de emisiones y cumplen a cabalidad con la resolución 910.

Otras marcas japonesas como Kawasaki no producen en el país motos de dos tiempos. Y Honda, no tienen inconvenientes porque siempre han fabricado motores de 4 tiempos y ha tenido un concepto ecológico en el desarrollo de sus propias tecnologías.
Otras motos de 2 tiempos que se anuncian en páginas de Internet son la Jialing X100 Ciclon y la Ayco Firestorm AY100-l3.
 
Lo cierto es que se tiene que cumplir el decreto de la Alcaldía. Por ahora, EL TIEMPO conoció que las autoridades de la capital analizan la posibilidad de crear estímulos comerciales para el reemplazo de la tecnología de 2 tiempos. (Ver Así se hará cumplir la norma).
 
Con la imposición del Pico y Placa para automóviles particulares durante dos días a la semana, muchos están buscando como alternativa de transporte una motocicleta, así, lo mejor es asesorarse muy bien a la hora de comprar y que esta cumpla con todos los requisitos legales de emisión de gases.
Un camino largo para la desaparición de los 2T
 
Aunque la desaparición de los motores de 2 tiempos es ya un proceso que no tiene reversa en el mundo, en Colombia esto puede tardar varios años. Es muy probable que las motos que ruedan en Bogotá se vayan a otras ciudades en donde no se vislumbran medidas para su prohibición.
 
En la provincia colombiana hay muchas motos que funcionan con este tipo de motores que siguen contaminando. También hay que decir que los propietarios de motos son los más reacios a cumplir con la revisión técnico mecánica que se exige a partir del 1 de enero de 2008. Y ni hablar de otros casos como los motores fuera de borda, los estacionarios o de cortadoras de césped. Miles de ellos funcionan con tecnología 2T.
 
Por ahora, lo poco que se sabe es que el Ministerio de Ambiente viene trabajando en un proyecto de resolución para desestimular el uso de estos motores.
 
Lo que exige la resolución 910

Todas las motocicletas, nacionales e importadas, tienen que cumplir con las normas ambientales y tener un certificado de fábrica. En el caso de las de 2T, para la revisión técnico mecánica, se les hacen dos pruebas. Una en 'ralenty' (motor en vacío), y la dinámica, es decir, se pone a andar en una marcha.
 
En ambos casos tienen la posibilidad de cumplir con las exigencias del examen porque las exigencias en cada prueba son distintas. Pero, a partir del 2010 se igualan los niveles mínimos de emisión que se exigen, y en 2011 tienen que cumplir con la norma EURO II de protección ambiental.
 
La resolución 910 es única para todo el país y obligatoria para todos los vehículos para que puedan circular.
 
Las motos deben cumplir con la norma EURO I para los años 2009 y 2010, y a partir del 2011 con la norma EURO II.
 
Los gases contaminantes que se miden y sus niveles máximos permitidos son: Monóxido de carbono (CO, 4,5 por ciento); y los hidrocarburos (HC, 2.000 Partes Por Millón, ppm).
 
 
El distribuidor está obligado a certificar que la motocicleta que está vendiendo cumple con los niveles exigidos en la resolución. Esa certificación debe ser expedida por el ensamblador.
 
 
El certificado que se entrega con las motos nuevas no tiene ningún costo para el cliente y es obligación de cada comercializador entregarlo. A los dos años, el usuario asume el costo de acuerdo con las tarifas de los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA). 
 

Así se hará cumplir la norma
 
A través de un corto cuestionario, la Secretaría de Movilidad respondió a la Sección Vehículos algunas inquietudes de los motociclistas.
 
¿Qué mecanismos de control se implementarán para el cumplimiento de la norma que prohíbe la matrícula de motos de dos tiempos?
 
Se exigirá al momento de la matrícula, la ficha técnica del fabricante de la motocicleta, para que el concesionario de trámites, verifique que no se inscriban a partir del  1 de Abril en el Registro Automotor. 
 
¿Habrá algún tipo de compensación para quienes hoy son propietarios de esta clase de motocicletas?
 
Se está analizando la posibilidad de adoptar estímulos comerciales para el reemplazo de la tecnología de 4 tiempos. Al tiempo, no se les cobrará ningún monto por haber emitido emisiones contaminantes nocivas durante el período que operaron en la ciudad.
 
¿Qué tipo de sanciones se aplicarán a los motociclistas que violen lo dispuesto en el decreto 035? (maniobras de zigzagueo o deslizamiento, transporten menores de 10 años o mujeres embarazadas).
 
Se trata de las sanciones previstas en el artículo 131 del Código de Tránsito, por circular por zonas u horas prohibidas, y por realizar maniobras altamente peligrosas. Básicamente, se adecua la conducta a las sanciones que ya trae la norma.
 
Muchos motociclistas están preocupados porque se les obliga a circular por el mismo carril donde van los buses, y el transporte público en general. Aseguran que esos son peligrosos, son los más deteriorados, hay más huecos y alcantarillas destapadas.  ¿Consideraron estos riesgos al emitir el decreto?
 
Se evaluaron diversos tipos de riesgo, entre ellos el mayor es el de ser embestidos por vehículos a velocidades altas, que se presenta en las calzadas centrales, donde es recomendable que el motociclista no lleva acompañantes y pueda de esa forma maniobrar con más facilidad.
 

Qué es un motor 2T
 
Así se conoce popularmente. Es un motor de combustión interna técnicamente denominado de dos ciclos que realiza los cuatro pasos del ciclo termodinámico (admisión, compresión, expansión y escape) en solo dos movimientos lineales del pistón. El motor de 4 tiempos realiza las cuatro etapas en dos revoluciones (vueltas) del cigüeñal. Esta es una de las grandes diferencias entre un 2T y un 4T.
 
La entrada y salida de gases al motor se realiza a través de las lumbreras (orificios del cilindro). Los motores 2T no tienen válvulas que abren y cierran el paso de los gases en los motores 4T. De eso se encarga el propio pistón cada vez que abre o cierra el paso de gases a través de las lumbreras.
 
La fase de admisión-compresión se realiza cuando el pistón se desplaza hacia arriba. En ese recorrido deja abierta la lumbrera de admisión, y mientras la cara superior del pistón realiza la compresión en el cilindro, la inferior succiona la mezcla aire combustible a través de la lumbrera.
 
En la fase de potencia-escape, cuando el pistón llega al punto muerto superior finaliza la compresión produciendo la combustión de la mezcla por medio de una chispa generada por la bujía. La expansión de los gases de combustión es la que impulsa con fuerza el pistón que transmite su movimiento al cigüeñal a través de la biela.
 
Ya en su recorrido descendente el pistón abre la lumbrera de escape para que salgan los gases de combustión y la lumbrera de transferencia por la que la mezcla aire-combustible pasa del cárter al cilindro. Ahí comienza un nuevo ciclo.
 
Una de las ventajas de los 2T es que al no tener válvulas, ni árbol de levas u otros aditamentos para mover estos mecanismos, lo hacen más liviano y por lo tanto, más económico. Es mucho más rápido y responde con más agilidad a la aceleración que un 4T.
 
El gran problema es que estos motores funcionan con una mezcla de aceite y combustible. El aceite entra a la cámara de combustión y se quema allí generando emisiones contaminantes y suciedad dentro del cilindro. La gran cantidad de humo que producen los motores se debe a una mala calidad de la mezcla o que muchas veces el aceite se quema 'entero'.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.