'Vamos a acabar con la casa por cárcel': Gloria Stella Díaz

Según cifras oficiales de la Dirección de la Policía de Tránsito, este año han ocurrido 736 accidentes por embriaguez que han dejado 178 muertos y 920 personas lesionadas.

Redacción Motor

05:40 a.m. 25 de mayo del 2012

Las frías cifras no alcanzan a describir el drama que viven las víctimas y sus familias por causa de los accidentes ocasionados por conductores embriagados.

Uno de los tantos casos ocurrió el año pasado, cuando un conductor ebrio embistió a una humilde familia en el sector de Hayuelos, en Bogotá. El conductor quedó libre. En otros casos, a estos conductores les dan la casa por cárcel.

La representante Gloria Stella Díaz aseguró que está dispuesta a conciliar las diferencias con su colega Navas Talero, e insistirá en acabar con la casa por cárcel para conductores ebrios.

"Debe criminalizarse este comportamiento pues manejar un vehículo es una conducta peligrosa, y hacerlo en estado de embriaguez potencializa los riesgos de ocasionar daños", dicen unos.

Sin embargo, eso no se ha logrado porque hay quienes sostienen que "quien atropella no es un delincuente nato" o que no hay dolo porque la persona "no tiene la intención de hacer daño cuando se sube al automóvil". Y por eso se ha insistido en que quien cause muerte o lesión por manejar ebrio, comete un delito culposo o con dolo eventual.

Díaz sostiene que hay que avanzar hacia penas más duras porque, a su juicio, se ha ensayado de todo, campañas pedagógicas y no han servido.

¿Por qué la casa por cárcel? "Los jueces están entendiendo que mientras se dicta una sentencia o un fallo condenatorio pueden conceder el beneficio de la casa por cárcel. El proyecto preveía la eliminación de la casa por cárcel cuando haya muertos y la causa haya sido embriaguez, desde el mismo momento en que se comete el hecho".

Lo que hay en la ley, en la actualidad
La Ley 1326 del 2009 modificó el artículo 110 del Código Penal. Aumentó las penas para los conductores que cometan homicidio culposo: Si lo hacen bajo el influjo del alcohol: de 4 a 27 años de prisión (antes era de 3 a 13).

Si abandona el lugar de los hechos: aumenta de la mitad al doble de la pena. Si no posee licencia de conducción: aumenta de una sexta parte a la mitad. Si transporta pasajeros, niños o carga: sube de la cuarta a la tercera.

La ley 1383 suspende la licencia y aumenta las multas por conducir ebrio: De 3 a 10 años (antes era de un año). Si hay reincidencia, se cancela la licencia. Para los conductores particulares, la multa aumenta de 30 a 45 salarios mínimos mensuales; para los públicos, de 45 a 90 salarios.

412 MUERTES POR EMBRIAGUEZ
Según Gloria Díaz, estas fueron las víctimas en el 2010. En el 2011, los conductores ebrios causaron 477 muertes en accidentes.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.