El actual 'Sistema de Transporte Olímpico de Bogotá' y sus modalidades deportivas

Una de las recomendaciones de la Secretaría de Movilidad es utilizar el transporte público. Hicimos caso y guardamos el carro durante 3 meses para utilizar bus. Ironía sobre el transporte público.

Redacción Motor

05:11 a.m. 13 de julio del 2012

Ahora que la Alcaldía de Bogotá decidió hincarle el diente al Sistema integrado de transporte público (SITP), no sobra guardar para la posteridad lo que significa por estos días viajar en uno de los miles de buses de servicio público que hoy ruedan olímpicamente por Bogotá, con el visto bueno de nuestras autoridades.

No importa si el que lo 'coge' es oficinista, estudiante, obrero, anciano, mujer embarazada o ama de casa. Todos ellos están obligados a conocer las reglas de juego de las diferentes disciplinas deportivas avaladas por 'Cotaoltrab' (Comité de transportadores y administradores olímpicos de tránsito de Bogotá) para asegurar la de oro cada mañana y no eliminarse en el intento.

Es la sabiduría recién aprendida y practicada durante tres meses, tiempo durante el cual quedó guardado el vehículo en el garaje para darle paso -mañana, tarde y noche, de lunes a domingo y por diferentes zonas- al sistema de transporte público de pasajeros que les ofrece Bogotá a sus ciudadanos.

La práctica de las disciplinas registradas a continuación puede ser de gran utilidad para los usuarios esporádicos, aunque dejan claro que, por más impuestos, parqueaderos y gasolina costosa, el vehículo particular es, por ahora, el medio más seguro para circular por Bogotá.

DISCIPLINAS:

1. Lucha
Se libra en el andén, cuando el usuario decide 'esperar el bus'. No importa si lo toma en la popular carrera 13 a la altura de Lourdes o en la elegante calle 72 con avenida 9: las aceras de las vías principales están invadidas de vendedores ambulantes que obligan a pelear un pequeño espacio en donde se pueda ver y ser visto. Olvídese de los paraderos: los buses rara vez se detienen allí.

2. Tiro
Si logra interpretar el tablón instalado al lado izquierdo del panorámico del bus, lo obligatorio es lanzar el brazo, con el dedo índice apuntando hacia el infinito, para que el conductor lo vea. Pero, ojo: muchos escogen a quién recogen, es muy probable que lo dejen con la mano estirada.

3. Cien metros planos
Si el conductor elige llevarlo, frena media cuadra adelante y le otorga fracciones de segundo para alcanzar la puerta de entrada (puede ser la de adelante o la de atrás, esté atento al sonido del sistema de aire que las mueve: "fsssss... pum"). No olvide esquivar los huecos, pozos y demás obstáculos durante su frenético recorrido.

4. Salto alto
Cumplida esta prueba, no hay más remedio que 'abrir la mente' para descifrar rápidamente la forma más segura de ingresar a la cabina. Los pasajeros sagaces descubren rápidamente que lo único viable es pegar el brinco antes de que el conductor engrane.

5. Baloncesto
El rival a vencer es el torniquete o 'cuentapasajeros', que se desplaza con un caderazo para entrar, por fin, al cajón de metal (la maniobra se dificulta con un paraguas en la mano). Una vez adentro, es necesario estirar el brazo con 'lo del pasaje', encestar en una especie de bandeja o en la mismísima mano del conductor, y esperar pacientemente las 'vueltas'.

6. Patinaje
Por lo general, es el de 'velocidad sobre pista corta' porque el conductor saca el clutch bruscamente luego de entregar las 'vueltas' y lanza al usuario por el pasillo hasta el último puesto. Esta noble disciplina se combina con gimnasia rítmica si frena, cambia de carril y acelera en menos de una cuadra, acciones todas que obligan a los pasajeros de pie a asumir posiciones corporales inimaginables.

7. Gimnasia olímpica
La barra de equilibrio es la más popular, solo que en 'Cotaoltrab' se practica para desarrollar los músculos de manos, brazos y hombros. Lo mejor para no salir despedido en cada frenada y cada arrancada es abrir los pies, al menos, 80 centímetros el uno del otro, y si puede, hacer lo mismo con las manos agarradas a los tubos engrasados.

8. Canotaje
Deporte exclusivo de quienes viajan sentados y especialmente útil cuando el bus circula a 80 ó 90 kilómetros por hora (calle 63, entre carrera 50 y avenida 68; carrera 7, entre calles 92 y 100; avenida Boyacá hacia el sur; carrera 13 durante la guerra del centavo...). El pasajero va remando para sostenerse en el puesto con cada sacudón.

9. Ajedrez
Dibuje un mapa mental, cinco cuadras antes de su destino, que incluya la manera de esquivar los pasajeros que viajan de pie, la ubicación visual del timbre y cómo bajarse sin tropiezos por la estrecha escalerilla. Nunca timbre dos veces si no quiere terminar kilómetros adelante.

10. Clavados
Especialmente útil para bajarse del bus. No se sobreactúe porque el golpe en la cabeza con el marco de la puerta lo puede dejar 'grogui' durante un mes; lo mejor es sostenerse muy fuerte de la barra contigua a la puerta, aguantar el frenazo y apearse rápidamente, antes de que el conductor vuelva a engranar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.