Agosto reflejó el optimismo de la industria

A este ritmo, una cifra conservadora para este año de las ventas de carros alcanzaría las 220.000 unidades, que sería mayor en 15.000 a las pronosticadas en enero.

Redacción Motor

05:00 a.m. 10 de septiembre del 2010

ECONOMÍA Y NEGOCIOS
Las ventas de carros nuevos siguen aceleradas en el país y en agosto se colocaron en el mercado nacional 22.192 unidades nuevas, un 47 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, cuando se registraron 15.062.

Fue el segundo mejor agosto de la historia automotriz en Colombia pues sólo se vendieron 409 unidades menos que en igual mes de 2007, cuando se comercializaron 22.601, según cifras reveladas ayer por el Comité Colombiano Automotor y que recopila la consultora Econometría S.A.

En los ocho primeros meses de este año se vendieron en el país 150.309 carros nuevos, 28 por ciento más que en igual periodo deL 2009, cuando los consumidores adquirieron 117.312. A principio de año, las ventas de carros al detal crecían a un ritmo de 15 por ciento, año corrido; en julio, al 25 por ciento, y van en cerca del 30 por ciento a agosto.

A este ritmo, una cifra conservadora para este año de las ventas de la industria alcanzaría las 220.000 unidades, que sería mayor en 15.000 a las que algunas ensambladoras, importadores gremios y analistas pronosticaron a comienzo del 2010.

La región, en alza
GM Colmotores, con la marca Chevrolet, reportó por su lado, que las ventas de la marca Chevrolet aumentaron 56,8 por ciento en agosto frente a igual mes del 2009, al sumar 8.011 unidades en el mercado local y 485 exportadas.

En los ocho primeros meses, la marca del corbatín colocó en el mercado nacional 51.536 unidades, contra 43.867 en igual mes del año pasado, con un aumento anual de 17,4 por ciento.

El presidente de la empresa, Santiago Chamorro, se mostró más optimista sobre el nuevo rumbo alcista del mercado automotriz y dijo que el crecimiento de 28 por ciento al cierre de agosto indica que es posible que se lleguen a vender cerca de 230.000 unidades. A comienzo de este año el directivo solo apostaba a 205.000.

Por ello consideró que el 2010 sería la segunda cifra más alta en la historia de la industria luego del 2007, cuando se vendieron cerca de 250.000 vehículos.

"La confianza de los consumidores, los buenos precios, los planes de financiación y las bajas tasas de interés se han convertido en una mezcla de factores que favorecen la dinámica del sector", afirmó por su parte, Mauricio Becerra, vicepresidente comercial de GM Colmotores.

Por su lado, el  presidente ejecutivo de la unidad suramericana de General Motors, el colombiano Jaime Ardila, dijo que la venta de autos en América Latina podría alcanzar un millón de unidades este año por primera vez en la historia gracias a las bajas tasas de interés en algunos países y el sólido crecimiento económico.  De es total, 3,3 millones en Brasil y GM colocaría un millón.

Optimismo económico
El buen momento comercial del sector se debe en parte a que los usuarios están demandando más vehículos de los que hay en inventario.

"Eso es bueno para la industria. El mejor negocio es vender por pedido, pues no se incurre en costos de inventario", comentó una analista consultada por EL TIEMPO.

Sin embargo, agregó que algunos usuarios se quejan de que compran un carro para entrega inmediata y puede pasar un mes antes de tenerlo en su poder, entre papeleos y trámites. Por ello, las estadísticas de carros disponibles no corresponden necesariamente con el número de unidades entregadas efectivamente a los compradores.

La ampliación de la oferta de líneas de crédito es otro factor que, según los expertos, está llevando a uno de los mejores años para las ventas de la industria automotriz.

No obstante, la principal motivación es que los hogares con miembros empleados o quienes toman la decisión de compra están más confiados en el desenvolvimiento de la economía y optan por adquirir carro nuevo.

Al respecto, cabe recordar que la más reciente encuesta de Fedesarrollo señaló que el 23,5 por ciento de los consumidores afirmó el mes pasado que este es el mejor momento para adquirirlos.

La industria de autopartes ha sentido inmediatamente los efectos del crecimiento de la industria automotriz y tanto su producción como sus ventas volvieron a terreno positivo luego de varios meses de desplome.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Colombiana de Fabricantes de Autopartes (Acolfa), Camilo Llinás, dejó ver su preocupación hace algunos días porque la revaluación -otro factor que anima la compra de vehículos importados- afecta las exportaciones de esa industria. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.