La Alcaldía de Bogotá aplaza la salida de circulación de las motos de 2 tiempos

Fijan un plazo de 8 meses para buscar acuerdos entre la Administración, los motociclistas y la industria de las motos, para no afectar su circulación por las calles de la capital.

Redacción Motor

04:49 p.m. 13 de julio del 2012

La Alcaldía de Bogotá echó para atrás el decreto que establecía el pico y placa para las motocicletas con motores de tecnología de 2 tiempos, al igual que el cronograma que se había fijado para restringir su circulación por las calles de la capital.

A cambio, fijó un plazo de ocho meses para buscar un acuerdo entre la Administración, motociclistas y la industria de las motos, para no afectar su circulación y disminuir los niveles de contaminación.

Al mismo tiempo, la secretaria de Ambiente, Susana Muhamad anunció varias alternativas como la "incorporación de catalizadores y la conversión a motos de cuatro tiempos o a motos eléctricas".

José Clopatofsky, director de la revista Motor, advirtió que "se trata de propuestas antitécnicas e inviables. Un motor no se puede pasar de 2 a 4 tiempos, porque son máquinas diferentes. Los catalizadores no funcionan sino con sistemas de inyección de combustible, en motores de 4 tiempos, y los motores eléctricos son muy costosos y se debe tener todo el mecanismo de baterías y carga".

De todas formas, los funcionarios del Distrito invitaron a los interesados a generar propuestas para disminuir las emisiones de gases en Bogotá, de tal forma que la medida que se adoptará en ocho meses no afecte la circulación de las motos de 2 tiempos, y así evitar traumas económicos y dificultades para quienes las usan como medio de transporte o trabajo.

Según la Secretaría de Movilidad, 300 mil motos hacen parte del parque automotor en la ciudad, dentro de las cuales un 10 por ciento tienen la tecnología de dos tiempos y de ellas sólo 12 mil cuentan con los documentos al día para circular.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.