Alístese para conducir 'fuera de borda'

Se anunció una nueva temporada de lluvias que pondrá a prueba el motor de su carro otra vez. Cambio corto y velocidad constante es el secreto para superar charcos.

Redacción Motor

08:11 p.m. 16 de septiembre del 2011

Además de apagarse a mitad camino cuando los circuitos eléctricos se mojan, el vehículo tiende a quedarse sin frenos si el agua se cuela en grandes cantidades entre el disco y las pastillas y, en el peor de los escenarios, sufrir lo que los expertos llaman 'el golpe hidráulico', es decir, el rompimiento del bloque cuando el agua logra penetrar los cilindros.

Pero todo es evitable si sigue una serie de consejos básicos que no le permita al agua penetrar hacia donde no debe, como el sistema eléctrico, que se bloquea cuando el líquido aísla las conducciones de electricidad al computador o al sistema de encendido y suspende el flujo de corriente.

Una gota basta para que esto suceda.  Por eso lo peor es insistir con el arranque, pues lo único que se logra es que la batería se acabe: no hay otra que esperar a que el agua escurra. Eso sí, lo más recomendable es sacarlo del charco a 'empujones'; esto se logra si se prende por 'golpes' con el cambio engranado (sólo en vehículos de caja mecánica).

Pase con cuidado
Pase en un cambio bajo (1ª. o 2ª.) o LOW en un automático y por el sector de menor profundidad del charco.
Pase despacio: así como las llantas 'salpican' hacia afuera, también lo hacen hacia adentro, y si el chorro es grande, fuerte y constante, el agua puede llegar al cableado y apagar el motor.
 
Mucho cuidado con los frenos
Mantenga el pedal del freno ligeramente accionado mientras cruza el charco para que éste no se moje.
Revise su eficiencia tan pronto llegue a la otra orilla y luego circule a lo largo de una o dos cuadras sosteniendo el pedal para que se seque.
Cruce el charco a un régimen medio de revoluciones para que los gases de escape frenen el ingreso de agua, si el tubo de exhosto está consumido. 
Si la profundidad del charco es considerable, es probable que el motor chupe agua por el sistema de admisión y se produzca de inmediato el golpe hidráulico. Evite pasar por charcos grandes.
 
Si va en moto...
1. Baje la velocidad. Hágalo, calculando la distancia que requiere para no correr el riesgo de 'derrapar'. Tome las curvas más despacio de lo normal.
2. Evite movimientos repentinos. Es de las causas más comunes del 'patinaje' de las motos sobre piso mojado. Cuando haga cambios de velocidad, aplique el freno o si va a tomar una curva, hágalo con extrema suavidad.
3. Use ambos frenos. Aún en piso mojado, el freno delantero es muy eficiente. Apriete la palanca gradualmente para que la llanta delantera no se amarre del todo y, mientras tanto, aplique suavemente el freno trasero.
4. Evite los charcos. Trate de circular en medio de las huellas que dejan los carros que van adelante. Si el tráfico se lo permite, prefiera la huella izquierda, que es la que más cerca está del centro del carril.
5. Tenga cuidado al detenerse. Cuando estacione, vaya tanteando con los pies que el piso no esté muy resbaloso. La pintura de las señales en las calles son un punto muy resbaloso.
6. Tierra y otras basuras. Las orillas de las calzadas suelen acumular tierra y basura de todo tipo. Cuando entre y salga de los andenes o se orille para cruzar, hágalo con especial cuidado para no resbalarse con elementos extraños.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.