Aprenda a utilizar las luces de su auto y no abuse de ellas

Las luces de un vehículo son vitales para mejorar la visibilidad en las noches o en condiciones brumosas, así como para ser vistos con facilidad.

Redacción Motor

05:59 a.m. 13 de febrero del 2015

Aunque el Código de Tránsito exige su uso entre las seis de la tarde y seis de la mañana, se recomienda llevarlas siempre encendidas.

En tránsito normal se deben llevar encendidas las luces medias, relegando las altas únicamente cuando las condiciones lo requieran.

Circular con las luces altas es peligroso, pues puede encandilar a quienes transiten en sentido contrario.
Si piensa modificar las luces de su vehículo, asegúrese que los lentes sean compatibles y que la intensidad no sea molesta para los demás conductores.

Si su vehículo no es compatible con ciertas instalaciones, no cambie las luces y evite problemas a causa de “injertos”.

Por convenciones mundiales, las luces de freno son rojas, las de giro son ámbar y las de reversa son blancas. No las cambie.

De la misma forma, instalar capas que las oscurezcan hacen que su efectividad se pierda.

Desarrollos como el xenón, ledes y ahora láser, buscan lograr la mejor efectividad posible con un mínimo consumo de energía.

Y por supuesto, no olvide usar las direccionales para alertar sobre giros, cambios de carril y estacionamiento.

 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.