Aprobado proyecto que permitirá reconocer los establecimientos legales de autopartes usadas

La idea es que los usuarios puedan consultar por distintos medios cuales son los establecimientos que venden repuestos usados legalmente.

Redacción Motor

05:00 a.m. 12 de junio del 2009

El Concejo de Bogotá aprobó esta semana en primer debate un proyecto de acuerdo que permitirá a la ciudadanía saber cuáles son los establecimientos que comercializan de forma legal autopartes usadas.

El proyecto, explicó el concejal Javier Palacio, se sustenta en un censo en el que se incluirán los establecimientos de comercio y compañías de seguros que comercialicen autopartes usadas (salvamentos) que reúnan toda la documentación requerida.

Con un listado completo que estará al alcance de los usuarios, agregó Palacio  se pretende contribuir con la seguridad y concientizar a los bogotanos de la importancia de adquirir repuestos legales.

Así, los usuarios tendrán la certeza de que los repuestos que compren en el mercado no son producto del 'desguace' de vehículos robados y obligará a vendedores informales a registrarse, pagar los impuestos y reportar su actividad comercial ante la Cámara y Comercio y las autoridades distritales.

Cambio en objeto del proyecto

En principio, la idea de Palacio, autor del proyecto, era crear un Sistema de Información de Autopartes Usadas para determinar la procedencia de las piezas y repuestos usados, sin embargo, el Concejo la rechazó con el argumento de que se estaba interviniendo en una actividad privada, por lo que se optó por el censo.

En Bogotá no solamente se comercializan salvamentos, sino que en la ciudad se produce el 60 por ciento de autopartes legales, pero a la vez, explica Palacio, existe un amplio 'mercado negro' de repuestos.

Originalmente el proyecto buscaba marcar todas las partes usadas, para que cuando la Policía hiciera un allanamiento pudiera determinar si un repuesto era o robado o no.

Consultado sobre si este censo es innecesario pues todo el comercio legal debe estar registrado en la Cámara de Comercio, el concejal sostuvo que de lo que se trata es de "crear un censo como instrumento de información y orientación al ciudadano a través de Internet, y otros medios, como una especie de directorio".

Un negocio muy lucrativo

Desde hace unos tres años los autopartistas buscan la manera de contrarrestar el accionar de la delincuencia. En 2006 firmaron el Pacto por la Convivencia y la Seguridad Ciudadana sobre el Mercado de Autopartes, a éste se suscribieron además de la Alcaldía, la Policía Metropolitana, Cámara de Comercio, los aseguradores con Fasecolda y la Fiscalía, entre otros.

Según Palacio, ese pacto ha facilitado las labores de las autoridades, "pero se requieren herramientas que permitan ejercer un estricto control en materia de autopartes usadas". En el 2007, Tulio  Zuluaga, presidente de Asopartes  reveló que por el contrabando y comercialización de partes ilegales, el gremio tuvo pérdidas por unos 320 millones de dólares en el primer semestre de ese año. 

Palacio cita informes que dan cuenta que vender un carro por partes es más rentable un 20 por ciento  o más de su valor comercial.

El concejal insistirá en el segundo debate en la regulación del comercio de partes usadas, por medio de un Sistema de Información Distrital de Autopartes, que permitiría la identificación de partes que se comercialicen en sectores como el Siete de Agosto y La Estanzuela, facilitando el control de las autoridades y haciendo que las empresas que se encargan de los salvamentos de vehículos hagan los registros correspondientes.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.