Asegúrese bien antes de salir de viaje: consejos preventivos

Sepa cómo y cuándo es el momento adecuado para revisar los elementos importantes de su vehículo para viajar seguro dentro y fuera de la ciudad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Cada vez que usted se dispone a salir por carretera, lo primero que se le viene a la cabeza es que tiene que revisar llantas, aceite, frenos o sincronizado, pero no es consciente qué es con exactitud lo que debe tener en cuenta.

Esos elementos son los que los expertos catalogan como de ¿seguridad activa¿, es decir, las partes mecánicas ¿que se ven¿ y que intervienen definitivamente, al momento de enfrentar una emergencia durante el recorrido.

Un estudio del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi Colombia, www.cesvicolombia.com) alerta sobre esos temas y les da a los usuarios de la vía una serie de recomendaciones para que la seguridad activa de sus carros funcione ¿al peluche¿.

Las llantas
Son las que mantienen el vehículo adherido al piso, luego su participación en la carretera es fundamental. ¿(Para saber como están), se debe realizar un control visual permanente sobre el estado general, tanto de la banda de rodamiento, como de la carcasa (paredes laterales)¿, advierte el estudio.

Esta sola acción permite detectar fallas de la llanta (desgaste anormal), abolladuras en la carcasa (los famosos ¿huevos¿) y cortes pequeños e imperceptible, que pueden ser peligrosos en situaciones extremas de manejo.

Todas las llantas tienen unos ¿testigos¿ o especies de canales, que permiten verificar si el labrado ha llegado a los mínimos permitidos. Si el espesor del neumático ha llegado a la altura de los testigos (16 milímetros), ubicados en dentro de esos surcos o canales, es hora de cambiarlo.

Finalmente está la presión del inflado, que debe revisarse semanalmente (no solo previo a un viaje) y cuando las llantas estén frías. Esa revisión debe incluir la de repuesto y consiste en verificar que la presión no esté ni por encima ni por debajo de lo recomendado por el fabricante.

La dirección
No es fácil saber con exactitud si los sistemas de la dirección están bien o hay que hacerles ajustes. Por eso es importante hacerle una alineación periódica, que permita verificar que su ¿geometría¿ sea la adecuada.

¿Esta inspección se realiza de acuerdo a la periodicidad sugerida por el fabricante, la cual varía según la marca y el modelo ¿aclara Cesvi-. Se recomienda, entonces, leer el manual del conductor del vehículo para estar seguros de lo que se debe hacer¿.

La manera más expedita de verificar si la geometría de la dirección está bien es soltando el timón durante la marcha, en un espacio corto y una vía nivelada. Si el carro se mantiene recto, los elementos de la dirección están bien, pero si ¿se va¿ para un lado es porque algo está fallando.

También cuando una de las llantas o las dos delanteras presentan un desgaste anormal o irregular. En este caso es importante llevar el auto de inmediato a revisión apara que ésta no termine de ¿comerse¿ las bandas de rodamiento.

Los frenos
Existen dos revisiones básicas y periódicas que deben hacerse al sistema de frenos. El primero tiene que ver con el nivel del líquido, cuya inspección debe hacerse idealmente cada 2.000 kilómetros de recorrido.

El nivel del líquido de frenos debe estar ubicado entre el mínimo y el máximo que indica la ¿botella¿ o depósito. Cabe decir, sin embargo, que si aparece por debajo del mínimo, es porque existe alguna fuga en el sistema, que debe arreglarse de inmediato.

La segunda revisión de frenos tiene que ver con el mecanismo, que varía según se trate de ¿discos-pastillas¿ o ¿tambores-bandas¿. Las pastillas y bandas se desgastan con el uso, así que lo recomendable es revisar los frenos cada seis meses para determinar si es necesario cambiarlas.

La suspensión
Son varios los elementos que se deben revisar periódicamente dentro del sistema de suspensión. En cuanto a los amortiguadores, ¿una rápida revisión de los mismos se puede hacer balanceado puntualmente el vehículo con presión hacia abajo, de tal forma que si existen ¿chirridos¿ o si, al soltar, el balanceo permanece por más de dos oscilaciones, es hora de cambiarlos¿, dicen los expertos de Cesvi.

Es importante aclarar que, al cambiarlos, es necesario hacerlo por parejas (los dos de adelante, los dos de atrás o los cuatro) para que ambos estén en las mismas condiciones siempre. Ese cambio es recomendable cada 40 mil kilómetros o cada dos años, dependiendo del uso y el abuso.

Lo mejor es revisarlos en caliente, es decir, luego de un recorrido mínimo de 50 kilómetros, esto con el fin de que el aceite interno esté a la temperatura ideal y si, además de amortiguadores, el vehículo tiene ballestas (conjunto de hojas), ¿éstas se deben revisar para verificar que estén unidas por las grapas y que no hayan perdido su curvatura¿, advierte el estudio.

Las luces
Una buena visibilidad nocturna es igual de importante en la ciudad y en la carretera. Por eso es clave revisarlas cada vez que se pone el vehículo en marcha y verificar que todos los bombillos están alumbrando o si hay que cambiar alguno.

Para verificar que el reglaje o altura de la iluminación sea la adecuada, lo mejor es hacer lo siguiente:

Acerque el vehículo a 10 centímetros de la pared y marque el centro de ambas farolas en la pared.

Dé marcha a atrás, hasta quedar a una distancia de siete metros. La luz de las farolas debe ubicarse a cinco centímetros por debajo de las marcas iniciales y distanciadas cuatro centímetros más a cada lado.

SIGA ESTAS RECOMENDACIONES
*Conozca los elementos de seguridad activa de su carro para realizarle un mantenimiento adecuado.
*Lleve un control de las revisiones que le hace al carro para que las haga dentro de los tiempos ideales (¿ni muy-muy, ni tan-tan¿).
*Cuando revise su vehículo usted mismo, hágalo en un sito nivelado y ventilado.
*Si utiliza gato para mirarlo por debajo, asegúrese de que esté bien puesto y no se quede largo rato debajo del vehículo.
Fuente: Cesvi Colombia

SI EL AMORTIGUADOR ANDA MAL¿
*El vehículo rebota excesivamente durante la marcha, incluso en terrenos lisos.
*Los amortiguadores se ¿negrean¿ porque tienen fugas de aceite.
*Se escucha un chirrido permanente en la suspensión.
*Se siente un golpeteo.

NO OLVIDE REVISAR¿
*Soat y revisión técnico-mecánica (si le toca).
*Botiquín básico, con medicamentos vigentes.
*Equipo de carretera exigido.
*Teléfono celular con minutos suficientes.
*Números de emergencia.
*Niveles de agua, aceite y limpiaparabrisas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.