Audi A5 Sportback: ¡qué tote!

Con este carro se puede olvidar de la potencia que tiene bajo el pie y prefiere circular suave, gracias a la insonorización de la cabina y su climatización. En el país tendrá motor 2 litros y turbo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 24 de septiembre del 2010

Es lo más cercano a un deportivo de 'alto performance' que hemos conducido. Y no nos referimos a los 211 caballos de potencia que otorga su motor 2,0L TFSI; ni a la tracción permanente quattro, propia de Audi; ni a la caja S tronic de siete velocidades con posición 'S' que eleva el torque hasta el desnuque. No.

Nos referimos muy especialmente a la hermosa pinta del vehículo, muy a lo 'Panamera' de Porsche, con un perfil más bajo que el de su hermano A4, y suspensión más deportiva que la de aquel. Los rines de 17 pulgadas calzados con llantas 225/50 y el enorme panorámico trasero que termina en una tapa de baúl recortada con un sutil alerón, lo hacen ver y sentir wirklich wunderbar.

Al Audi A5 Sportback es uno de los tres deportivos de grandes dimensiones que comercializa en la actualidad el Grupo VAS Colombia (4.711 milímetros de largo por 1.854 milímetros de ancho) junto a los A5 Coupé y Cabrio.

Este, de cuatro puertas, tiene espacio más que suficiente para albergar cómodamente a cuatro y cinco pasajeros, y un enorme baúl de 480 litros (980 con la banca trasera abatida), cualidades que lo convierten en un deportivo con vocación familiar.

Deportivo porque su motor de dos litros turboalimentado promete levantar de 0 a 100 kph en tan solo 6,6 segundos (según pruebas de laboratorio de Audi) con un par máximo de tan solo 350Nm, además del sistema quattro (integral permanente) con diferencial deportivo, lo que le permite 'trazar' las curvas de manera más precisa y segura.

Familiar porque el espacio en la cabina es muy generoso, con sistema de climatización automática, control de funciones básicas en el timón (computador de abordo, radio y Bluetooth) y portavasos adelante y atrás, todo para hacer la vida interior agradable.

La seguridad también es uno de sus fuertes: además del sistema quattro y los rines de aleación de 17 pulgadas, el A5 Sportback viene con airbag frontales y de cortina, frenos ABS, control de distribución ESP, cinturones automáticos de tres puntos en los cuatro asientos (los delanteros con pretensor y imitador de tensión) y sensores de luz, lluvia y parqueo, entre otros.

Tiene como equipo de serie un sistema de recuperación que aprovecha la energía cinética generada en la durante las frenadas. Un generador que transforma la energía cinética en energía eléctrica y la almacena provisionalmente en la batería y así, cuando vuelve a acelerar, la batería suministra la energía almacenada y se reduce el consumo.

El que manejamos tiene caja automática Stronic ('secuencial') de siete velocidades con doble embrague para un cambio de marchas casi imperceptible y aceleración 'Uno A'. La secuencia manual se maneja desde la barra de cambios, aunque Audi ofrece la opción de levas en el timón, tipo 'Fórmula 1' y caja manual de seis velocidades.

Otro fuerte muy 'fuerte' es la insonorización de la cabina y el andar silencioso de motor y suspensión: por momentos el conductor se olvida de la potencia que tiene bajo el pie y prefiere circular suave, escuchando la música de su preferencia con sonido de alta calidad de su radio Symphony con reproductor para seis CD y monitor TFT de 6,5 pulgadas, el cual puede ser profesional si le pide a Audi, con un dinero extra, la instalación Bang&Olufsen de 14 altavoces y amplificador de 10 canales con potencia de 505 vatios.

Un verdadero 'tote' de Audi, que VAS Colombia comercializa en 133 millones de pesos en su versión 2,0 TFSI Stronic.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.