Audi S5 coupé: masculino y elegante

Audi está haciendo un esfuerzo extraordinario en expandir su línea de productos, al introducir 19 autos nuevos o rediseñados desde el 2005.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Jason Harper (Bloomberg).

Algunos automóviles están diseñados para jóvenes que cuidan las apariencias. Imagine, por ejemplo, un Firebird Trans Am de 1977: casi puede ver a un hombre, con las manos en los bolsillos de sus jeans, tratando de convencer a su chica de que ese auto es, claro, ¿perfecto¿ para la familia. (Sí, cómo no¿).

Ciertamente, el nuevo coupé S5 de Audi no tiene un pollo gritando (ni nada parecido) impreso sobre el capó: habla el mismo idioma. Huesudo y contundente, el diseño es resueltamente masculino y carece de las líneas bellas de su compañero de establo, el auto deportivo R8, exótico y un deleite para los ojos.

En este estricto sentido, tiene más en común con el Trans Am de lo que uno podría creer. Es una versión europea muy suave y moderna del ¿muscle car¿ estadounidense.

El S5 coupé es relativamente ancho y largo, y aun así las dos puertas y los angostos asientos traseros son la antítesis de la practicidad. Pero no hay nada malo en ello, porque, hombre, este coupé de 50 mil dólares lo emocionará.

Audi está haciendo un esfuerzo extraordinario para expandir su línea de productos, al introducir 19 autos nuevos o rediseñados, desde el 2005. Todos los modelos obvios ¿desde el sedán de lujo hasta el deportivo convertible- han dado qué hablar desde entonces.

Por ello no sorprende que el nuevo S5, que salió al mercado este otoño (boreal), sea una especie de ornitorrinco. Construido sobre el mismo armazón que el sedán A4, es más ancho y más bajo, con una base de ruedas alargada cuatro pulgadas y una saliente mínima adelante. El efecto general es el de un hombre fornido, a la manera de un ¿linebacker¿ de la Liga Nacional de Fútbol Americano.

¿Qué es, exactamente, el Audi S5 coupé? ¿Un automóvil de dos puertas con una actitud desmedida, o tan solo una pieza más en la gama?

Toda la fuerza

Después de recorrer 500 millas (800 kilómetros) en un viaje de ida y vuelta de Nueva York al estado de Massachusetts, sé que el S5 es excelente en ciertas tareas, como que ¿pica¿ por la autopista sin mayor problema. Después de todo, es la versión S, presentada incluso antes del A5, equipado con un motor V-6.

Y como anuncia la inmodesta placa de plata en el tablero, el S5 está dotado de un motor V-8, una versión ligeramente menos poderosa de la desgarradora máquina de 4,2 litros de inyección directa del R8.

Combinado con una caja manual de seis velocidades de uso fácil, tiene 354 caballos de fuerza y 325 libras/pie de torsión, que se disparan por el sistema de tracción en las cuatro ruedas. Un deleite para el conductor.

El S5 es obediente a bajas velocidades, y aun así cuando en la autopista elige un objetivo que quiere pasar -el camión remolque que, una y otra vez, entra en su carril- la torsión inyecta súbita fuerza, como lo hace la lata de espinacas de Popeye.

El chasis es particularmente acomodaticio. Suave e imperturbable a altas velocidades, el coche cambia con rapidez y agilidad los carriles de las autopistas y baja por las resbaladizas rampas de salida con actitud jactanciosa y confianzuda.

Habitualmente se paga un precio por una suspensión ajustada, en especial cuando uno pasa por baches a toda velocidad. Aun así, el S5 amortigua lo peor de  los caminos de Boston con aplomo.

¿Elegante o frío?

La estética del S5 es elegante o fría, según la mirada dé cada uno. La parte delantera es la que más personalidad tiene: lujuriosa y expresiva, con una  parrilla franca, faros alargados y dos bocas de entrada en los costados de la fachada inferior.

En la vista lateral es en donde las cosas se ponen más bruscas, por culpa de la ¿línea de carácter¿ prominente de su carrocería.

Debajo de esa línea, la chapa metálica se extiende plana antes de volverse hacia adentro, dándole un peso y una gravedad que compensan el contorno del techo, dramáticamente descendente. El auto me gustó en las fotos, pero en persona es un poco frío, incluso repelente, como el jinete con el cuello de su caballo vuelto hacia arriba.

El interior de los Audi está entre mis favoritos, gracias a su bonita mezcla de funcionalidad, estilo deportivo y comodidad. Amo los volantes, que están construidos para las manos de un conductor.

El único inconveniente en este caso es la perilla similar al ratón de una computadora y con la cual se opera el sistema de información y entretenimiento del automóvil. Esa perilla está justo detrás de la palanca de cambios manual de seis velocidades y se golpea fácilmente con la palma de la mano, alterando las pautas de navegación.

Sillas rígidas

El S5 también tiene sillas deportivas con respaldos en forma de cuña: altos, sólidos y poco elegantes. Mi pasajera se quejó de que ¿simplemente- no están diseñados para personas menudas. Me parece que tiene razón.

Aunque los pasajeros acomodados en la banca trasera no pueden estirar muy bien las piernas, los asientos son más cómodos que los del coupé Infiniti G37 y mucho más espaciosos que los del Porsche 911, cuyas butacas traseras nunca fueron concebidas para alojar, de verdad, la anatomía humana.

Al final, el S5 no se ajustó realmente a mis necesidades, aunque eso podría ser parte de su fortaleza: Audi no espera fabricar o vender muchos de ellos. Está dirigido a la clase de comprador (hombre, definitivamente), que se aburre fácilmente y no quiere conducir el mismo automóvil de sus vecinos.

Si usted realmente quiere destacarse del resto de amantes de coupés, el S5 simplemente podría responder a la pregunta: ¿Oye, ¿dónde está mi auto?¿

ASÍ ES EL AUDI S5 COUPÉ 2008

*Motor V8 de 4,2 litros de inyección directa, con 354 caballos de fuerza y 325 libras-pie de torsión.

*Transmisión de seis velocidades manuales.

*Velocidad: 0 a 60 millas/h (96 km./h), en 4,9 segundos.

*Mejor característica: la fuerza y la confianza cuando cruza a velocidad de autopista.

*Peor característica: el exterior que polariza opiniones. Lo que algunos amarán, otros lo verán con desagrado.

*Perfecto para conductores con debilidad por productos de alta gama más novedosos y especiales.

*Precio del modelo reseñado: 58.490 dólares. Modelo básico: 50.500 dólares.

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.