Autoridades apretarán vigilancia para las escuelas de conducción

Mediante un sistema en línea se comprobará que los alumnos sí estén realizando el curso de conducción. Sigue vigente el decreto 1500.

Redacción Motor

07:54 p.m. 25 de octubre del 2013

La Superintendencia de Puertos y Transporte anunció que implementará una mayor vigilancia a los Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) mediante un control tecnológico, similar al que tienen los Centros de Reconocimiento de Conductores (CRC).

Lo que pretende la ‘Súper’ es que, mediante la implementación del denominado Sistema de vigilancia tecnológica, se pueda verificar, en tiempo real, si los alumnos están realizando el curso, lo que le permitirá al órgano de control detectar cualquier irregularidad desde su centro de monitoreo.

Esta norma, que se aplicaría una vez esté lista una resolución que está redactando la entidad, se sumará a los requisitos que contempla el decreto 1500 de 2009 (que entró en vigencia en el 2011 por solicitud de las mismas escuelas y con el cual el Ministerio de Transporte estableció las reglas de juego para su operación).

En la actualidad, para garantizar el control en los CEA, el artículo 17 del decreto en mención establece que dichos centros deben tener un sistema de identificación biométrica de la huella dactilar y fotografía del alumno.

Así mismo, están en la obligación de reportar al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), por medios electrónicos y en tiempo real, los cursos de capacitación efectuados a todos los usuarios, así como de mantener un sistema de registro que permita confirmar el estado de una persona formada y certificada en cada centro de enseñanza.

Sin embargo, estos requisitos no se cumplen a cabalidad. Según algunos centros de enseñanza consultados, el sistema biométrico no funciona adecuadamente, lo que les hace imposible registrar los datos de los usuarios que van a tomar el curso, sin dejar de mencionar la inestabilidad ya conocida del sistema Runt, receptora de los datos de los alumnos en tiempo real.

CEA no deberían ser arte y parte en la evaluación

En la actualidad, una de las grandes fallas del modelo de capacitación es que una misma entidad (CEA), además de enseñar, sea la encargada de evaluar lo aprendido por el conductor, cuando lo lógico es que sea el Ministerio de Transporte quien realice dicho examen. Es como si, para entrar a la universidad, el propio colegio realizara el examen de Estado (Icfes).

En la empantanada reforma del nuevo Código de Tránsito, presentada por el Ministerio mediante un proyecto de ley que fue radicado en el Congreso, se busca un mayor control para garantizar que los CEA estén haciendo bien su trabajo, toda vez que el curso de manejo es requisito obligatorio para quienes solicitan por primera vez la licencia de conducción.

En este punto, el proyecto de reforma deja en cabeza del Ministerio de Transporte la reglamentación del contenido de los cursos y los exámenes teóricos y prácticos de conducción, los cuales se presentarían por separado ante el mismo Ministerio en su calidad de máxima autoridad de tránsito, quien deberá determinar si se está o no preparado para conducir un vehículo.

La secretaría de educación da la licencia al CEA

Para obtenerla, los propietarios deben anexar sus nombres, los programas que proyectan ofrecer, el número de estudiantes que planean atender, la identificación de la planta física y el plan de estudios que incluyan los contenidos básicos, su duración, la intensidad horaria (40 por ciento teórico y 60 por ciento práctico) y la metodología.

No pueden ser 'de garaje'

Deben tener recursos específicos para la enseñanza, como aulas y talleres idóneos, materiales de apoyo didácticos y audiovisuales, lugares destinados para la práctica, póliza de responsabilidad civil extracontractual y registro de los instructores.

Busque las que están habilitadas

El listado de los Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) habilitados según el Decreto 1500 de 2009 se puede consultar en la página www.mintransporte.gov.co, ingresando a través de ‘Servicios en línea’ y posteriormente en ‘Trámites, servicios y consultas en línea’. A la fecha existen 418 establecimientos con el aval del Ministerio de Transporte y 23 en proceso.

¿En qué fallan los CEA?

La Superintendencia de Puertos y Transporte tiene identificados los problemas más comunes de las escuelas.

*Reportes de información de clases teóricas y prácticas al sistema Runt, con instructores que ya no están vinculados con el CEA.

*Incumplimiento con el sistema de identificación y registro de los conductores ya formados, y sus respectivos certificados. Vehículos destinados para la instrucción que no cuentan con las adaptaciones señaladas en el artículo 6 de la Resolución 3245 de 2009 emitida por el Ministerio de Transporte.

*Incumplimiento con el número mínimo de vehículos requeridos para impartir enseñanza.

*No cumplir en su totalidad con los programas de instrucción, requisitos e intensidad horaria, establecidos en la normatividad vigente.

*No contar de manera permanente con el número mínimo de instructores requeridos para los cursos.

*Incumplimiento en el reporte de las clases impartidas en línea, y en tiempo real, al sistema Runt.

Fuente: Superintendencia de Puertos y Transporte

No cualquiera puede enseñar

Los instructores deben estar certificados por el Sena en el programa de ‘Normas de competencia laboral colombiana’. Ninguno puede certificar más de 240 horas/mes de instrucción en conducción.

Vehículos blancos con verde

Los CEA deben tener un mínimo de tres carros propios o adquiridos en leasing, por categoría, y estar adaptados según lo establece el artículo 6 de la resolución 3245 de 2009, que en el caso de los automóviles tiene que ver con la pintura exterior, que debe ser blanca con los avisos obligatorios en verde y con los sistemas de seguridad, que deben incluir doble pedal de freno y embrague y doble espejo exterior, entre otros.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.