Autos clásicos de colección: Ford Crestline Sunliner

Un gigante de la posguerra. En 1950, la industria automotriz se reactivó después de la II Guerra Mundial con vehículos de gran tamaño y lujo como este, que circulará el próximo jueves.

Redacción Motor

05:00 a.m. 21 de noviembre del 2008

La colección Autos Clásicos de EL TIEMPO y la revista Motor entregará el próximo 27 de noviembre un icono de la posguerra en Estados Unidos: el Ford Crestline Sunliner 1954.

Se trata de un coupé de grandes dimensiones de la gigante norteamericana Ford, que circuló entre 1952 y 1955 y perteneció a una línea que contó con tres versiones: Sunliner, Skyliner y Victoria.

Específicamente el Sunliner es un 'dos puertas' de gran lujo, con un avance técnico para la época: el techo de lona plegable con un sistema de guardado avanzado.

En cuanto al motor, la serie Crestline tuco un seis cilindros en línea, 3,6 litros y 101 caballos de potencia, aunque más adelante se le implantó un V8 Flathead, que les otorgó 10 caballos más.

Los siguientes V8 de la marca se ampliaron a los 4 litros o más y llegaron a otorgarles a las máquinas hasta 180 caballos de potencia. Hay que destacar, sin embargo, que hubo una edición del Skyliner 1958 con 265 caballos de potencia.

El sucesor de estos Crestline fueron los Thunderbird, que con motores de 3,7 litros y seis cilindros alcanzaron los 120 caballos de potencia y con 4,5 litros los 126 caballos y los 4,8 litros, los 193 caballos de potencia.


FICHA TÉCNICA DEL SUNLINER
Tipo de chasis: coupé cabriolet.
Periodo de fabricación: 1952 a 1954.
Transmisión: manual de tres velocidades.
Motor: 3,6 litros, seis cilindros en línea.
Potencia: 101 caballos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.