Cuando las ayudas tecnológicas se convierten en un 'karma'

Muchos conductores acostumbrados a los vehículos 'de toda la vida' se 'enloquecen' cuando compran uno con que ofrece todas las ayudas electrónicas de última generación.

Redacción Motor

07:26 p.m. 31 de agosto del 2012

Limpiaparabrisas que arrancan sin que medie el movimiento de una palanca; luces que se encienden solas en los parqueaderos; parlantes que anuncian, a voz en cuello, la entrada de una llamada; motores que se apagan en cada semáforo; puertas que se abren sin necesidad de insertar la llave; pitos que alertan sobre obstáculos cercanos; bombillos que titilan aquí y allá...

Todo esto se está logrando desde la entrada del computador al mundo automotor, es decir, con la inclusión de la electrónica en vehículos a los cuales parece caberles de todo, según el presupuesto que les dediquen las casas matrices al diseño de nuevas tecnologías y a la investigación de temas tan variados como el clima, la legislación vial o el comportamiento humano.

Pero tantas ayudas también estresan cuando no se está acostumbrado a ellas, sencillamente porque el conductor está cada día más sometido a las exigencias del vehículo, diferente al de marras, que se podía 'cacharrear' los fines de semana y jamás evidenciaba 'males menores', como una llanta mal inflada o un stop apagado.

Hoy, la electrónica media en cada sistema, no para estresar al conductor, sino para decirle que puede prevenir daños mayores si actúa a tiempo. Pero como lo de uno no es la paciencia, lo mejor es pecar de 'intenso' y preguntarlo todo cuando el concesionario entregue el vehículo, y hasta volver tantas veces cuantas sean necesarias para recibir información sobre lo que quedó en el tintero.

Eso sí, lo más aconsejable es tener el manual del conductor siempre a la mano y consultarlo cuando se encienda un 'garavato' que jamás había visto. Tenga en cuenta que cada bombillo, dibujo, número o letra que aparece en el tablero tiene su explicación en el libro guía y la mayoría son advertencias básicas que antes se manifestaban cuando no había otra que llevar el carro al taller. Con un mantenimiento efectivo y a tiempo, los carros nunca se varan.

RECUADROS:
Ayudas para parquear
Sensores y cámara de reversa. Se activan cuando el vehículo arranca hacia atrás y advierten sobre la cercanía de objetos. Cada día más vehículos incluyen, en la tapa del baúl, una cámara que le muestra al conductor, a través de una pantalla LED, por dónde está circulando.

Sistema 'key less'. En algunos vehículos ya no es necesario insertar la llave en la ranura de la puerta y el 'switch' de encendido. Basta tenerla en el bolsillo para que abra y arranque.

Ayuda de parqueo. Cuando se estaciona en paralelo, el vehículo calcula si cabe o no en el espacio existente, de manera que el conductor tan solo debe 'echar' hacia atrás y hacia adelante para parquear. Del timón se encarga el carro.

Algunas advertencias
Kilometraje y combustible. El computador del vehículo calcula cuántos kilómetros restan para que se acabe la gasolina que queda en el tanque con el régimen de velocidad que lleva el conductor. Vararse por falta de combustible ya no es disculpa.

Llanta baja. Especialmente los vehículos que ruedan con llantas 'run flat' que no requieren repuesto, incorporan una advertencia que se enciende cuando nota que alguna está bajando. El computador 'le dice' cuántos kilómetros tiene para arreglarla.

Mantenimiento preventivo. Ya no es necesario hacerlo 'a ojímetro'. El computador le indica cuánto le falta para revisar aceite, frenos, etc.

Ahorro de combustible. Cuando el vehículo está en un régimen de consumo bajo, se lo cuenta al conductor encendiendo un letrero con la leyenda 'Eco' (ecológico). Suele aparecer cuando circula a baja velocidad.

Apagado del motor. El sistema 'stop y go' apaga el motor en los semáforos y lo vuelve a encender con tan sólo accionar el acelerador para ahorrar combustible y evitar emisiones dañinas. Se puede desconectar.

Advertencia de conducción errática. Una taza de café aparece en el tablero de vehículos como los Mercedes-Benz cuando notan que el conductor va de un lado para otro. El 'tintico' le sugiere detenerse para descansar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.