Bahías aún no están habilitadas para parquear en Bogotá

De las 3.306 bahías existentes, solo hay 1.921 habilitadas y en el resto sigue estando prohibido el estacionamiento, según el Código Nacional de Tránsito.

Redacción Motor

09:42 p.m. 12 de octubre del 2011

Hace 11 años, a través del decreto 758 de 1998, el entonces alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, prohibió de un solo tajo el uso de las bahías de estacionamiento, la construcción de bahías de parqueo público, y la localización de estos espacios en los llamados antejardines.

"Es deber del Estado velar por la protección de la integridad del espacio público y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el interés particular", fue uno de los argumentos para sustentar esa decisión.

La intención fue sana en la medida en que muchos conductores dejaron de ocupar los andenes e impedir el paso de los peatones y que estos arriesgaran su vida andando por las calles.

No obstante, el cierre de estos espacios que  en todo el mundo se construyen para eso, y de hecho ese era su objeto en Bogotá, quedaron vedados para los automovilistas.

Solamente a través de diversas acciones legales, entre ellas una Acción de Cumplimiento que falló el Tribunal Superior de Cundinamarca en el 2009,  se logró que en la capital se habiliten algunas de las más de cinco mil bahías que existían en 1998.

Y para eso, el Distrito ha tenido que invertir una gran cantidad de recursos. Hasta septiembre pasado estaban habilitadas 1.921  bahías, que previamente fueron sometidas a un proceso de verificación del cumplimiento de los criterios técnicos de movilidad, urbanismo y seguridad vial.

Hoy, después de 6.442 visitas técnicas a estas bahías localizadas en 19 localidades, 3.136 de ellas ya no existen, según  la Secretaría de Movilidad (SDM), "por haber sido intervenidas con obras de infraestructura o porque su destinación no es el de estacionamiento de vehículos".

Según la SDM, en Bogotá solamente hay 3.306 bahías existentes. El problema, es que salvo, las 1.921 que están debidamente señalizadas, entre las restantes, a pesar de no contar con una señal, está prohibido el estacionamiento, así sea temporal, por diversas normas, entre ellas, el Código Nacional de Tránsito, que se supone, todo conductor debe conocer, dicen las autoridades.

Con este argumento, es muy difícil que alguien se salve de una sanción, con el agravante de que el conductor solamente se entera de 'la partida' cuando a su casa le llega el comparando electrónico.

El otro problema, es que aparte de las normas del CNT, hay al menos cinco decretos que restringen el parqueo. Unos hacen parte del Código de Policía y otros del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).  Así que el conductor debe volverse un experto en esa legislación para no salir perjudicado.

Por ejemplo hay uno del POT que habla de normas sobre las bahías de parqueo y localización de estacionamientos en antejardines. La falta de sentido común es notoria, pues esas zonas residenciales en muchos sectores de Bogotá hoy son zonas comerciales, y en algunos casos, los carros no interfieren en el tránsito de los peatones pues hay espacio suficiente para ellos.

Lo mismo pasa con las bahías de los edificios en zonas residenciales, e incluso, no se puede dejar el carro ni siquiera frente a la propia casa, así la calle no sea una vía de alto tráfico porque por ahí pasará el policía y le tomará la foto, en el mejor de los casos; o se lo lleva una grúa. Por eso, mejor no se pare ahí.

Está Prohibido Estacionar

En andenes y zonas verdes, en vías arterias, autopistas, puentes y zonas de seguridad, a  menos de un metro de otro vehículo que se halle estacionado o a una distancia mayor de treinta (30) centímetros de la acera, frente a curvas de visibilidad reducida cuando el vehículo lleva un largo tiempo estacionado en la vía y sin la presencia del conductor, es considerado en abandono y la autoridad lo puede inmovilizar, calzadas paralelas zonas de control ambiental, están prohibidas las bahías de estacionamiento público anexas a cualquier tipo de vía.

En zonas expresamente destinadas para estacionamiento o parada de cierto tipo de vehículos, incluyendo las paradas de vehículos de servicio público, o para limitados físicos, en carriles dedicados a transporte masivo sin autorización, en doble fila de vehículos estacionados, o frente a hidrantes y entradas de garajes, en zona de seguridad y de protección de la vía férrea, en la vía principal, vías secundarias, aparcaderos, estaciones y anexidades férreas. Donde las Autoridades de tránsito lo prohíban.

Si su carro ya está montado en la grúa

El artículo 127 del Código Nacional de Tránsito, establece el procedimiento para el retiro de vehículos mal estacionados y cuando hay lugar al retiro del mismo, el parágrafo 1 señala que si el propietario del vehículo o el conductor se hace presente en el lugar en donde se ha cometido la infracción, la autoridad de tránsito impondrá el comparendo respectivo y no se procederá al traslado del vehículo a los patios.

Pero, si el vehículo ha sido enganchado y la grúa ha iniciado la marcha, aunque se presente el propietario o conductor del automotor, no habrá lugar al desmonte del mismo y por lo tanto, será conducido a un parqueadero autorizado, y los costos de la grúa, parqueadero y sanción pertinente, estarán a su cargo.

Si la señal está borrosa o destruida

La imposición de una orden de comparendo es una actuación de tipo legal.  No obstante, las condiciones de tiempo, modo y lugar en las que fue impuesto, son susceptibles de prueba en contrario. Si un agente de tránsito en vía impone una orden de comparendo basado en la existencia de una señal de tránsito que por actos vandálicos ha sido retirada, agraviada o destruida, solo la autoridad de tránsito administrativa, en audiencia pública, determinará si tal circunstancia, dependiendo de la condiciones en las que se encuentre la señal, puede ser tenida en cuenta como causal eximente de responsabilidad.

Las bahías de los conjuntos residenciales

Las bahías de estacionamiento hacen parte del espacio público y en tal sentido, solo se permite el estacionamiento temporal de vehículos cuando las mismas han sido debidamente habilitadas para cumplir dicho objetivo.

Por ello, aquellos espacios definidos frente a conjuntos residenciales como bahías, no hacen parte de la estructura de los mismos ni de su espacio de propiedad y en consecuencia, pueden usarse por la ciudadanía en general, siempre y cuando se encuentren habilitadas por la autoridad de tránsito competente.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.