Bandera verde para la Copa Aveo: arranca el 28 de julio

Después de tres años, vuelve un campeonato de una sola marca a Tocancipá. El turno es para el más vendido del mercado: el Chevrolet Aveo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

No se puede negar que la pinta del Chevrolet Aveo GTI invita a correr. Las líneas agresivas de este coupé y sus atributos de estabilidad no pasaron desapercibidos para los gomosos y las autoridades del automovilismo nacional y decidieron montar la Copa Aveo.

La Copa Chevrolet Aveo es una competencia monomarca para pilotos expertos y novatos, que se correrá a 10 válidas, dos por fecha, y utilizará circuitos diferentes en cada caso.

El sistema de competencia contempla una serie de novedades con relación a otros eventos de esas mismas características. En esta ocasión se cambiará el esquema tradicional que el organizador y promotor, el Club Los Tortugas, tenía montado para otros torneos.

Ahora los vehículos serán de propiedad de los pilotos, quienes a través de un concesionario Colmotores podrán comprarlos. Estos se entregarán en su versión de calle (¿stock¿) y el Club Los Tortugas venderá un kit de seguridad que consta de jaula antivuelco, silla, malla protectora del vidrio del piloto, cinturón de seguridad de cuatro puntos y amortiguadores especiales con sus respectivos espirales para que los pilotos y los mecánicos adapten sus vehículos.

Para quienes necesiten financiación, Gmac, financiera de Colmotores, expedirá un crédito especial con una tasa preferencial para los carros adquiridos para la Copa.

Ya casi empieza
El campeonato es una realidad pues comenzará el 28 y 29 de julio y compartirá fechas y escenarios con el torneo Panam GP Series. La Copa Aveo tendrá el respaldo comercial de General Motors Colmotores, Michelin, Amortiguadores Gabriel y el Team Toyota 4x4.

El viernes 20 de julio habrá prácticas oficiales para todos los participantes inscritos en el evento, junto con los que compiten en las 12 Horas Petrobras Motor. Se harán dos sesiones de cuatro horas, para cada uno de los dos circuitos previstos para la primera fecha.

HISTORIA DE LAS COPAS MONOMARCAS
Durante los 25 años de actividad en el Autódromo de Tocancipá se han corrido campeonatos de todas las marcas y dimensiones posibles: la Copa Renault, diseñada para los modelos R4, fue la que inició el proceso de las pruebas monomarcas.

Más adelante continuó la Fórmula Colombia, la Copa Fiat Lux Kola y otra serie de carreras de esa gama, junto con las competencias y torneos para los ¿monstruos¿ de Gran Turismo en las cuales se reunían autos enormes, de gran cilindrada y muchos caballos de potencia, como los Camaro, Chevrolet, Pontiac y Ford.

Poco después estos modelos se reunieron con otros turismos de menor escala en el Premio Doria Mustang ACC y que hoy en día tiene la etiqueta de las 12 Horas Petrobras Motor.

Las copas monomarcas han jugado un papel significativo en el desarrollo del automovilismo colombiano. Por ejemplo, la Copa Chevrolet Sprint creó una cultura radical de la competencia uniforme y fue la que más tuvo presencia, pues se realizaron cinco temporadas consecutivas.

Continuó la Copa Colombiana Swift GTI, la Copa Lada Samara, que con 40 autos se propuso llenar la pista de buen espectáculo y en la que aterrizó Juan Pablo Montoya, en sus primeros pasos a ese nivel.

Vinieron después la Copa Twingo y la Fórmula Renault, que terminaron por jerarquizar la categoría, especialmente la serie de los Vandiemen Renault que de alguna manera partió en dos la historia del automovilismo colombiano, y en la que Montoya tuvo oportunidad de mostrar su potencial automovilístico.

Este ciclo continuó con dos años de la Copa Chevrolet Alto, campeonato que descentralizó su espectáculo a otras ciudades colombianas, como Medellín y Pereira. Ahora se proseguiría con la Copa Chevrolet Aveo GTI, que acaba con un receso de tres años para este tipo de torneos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.