Heisenberg XF1, otro modelo ‘i’ de BMW

Esta nueva bicicleta de HNF está a punto de saltar a las ciclorrutas mundiales con el mismo principio de impulsión eléctrica de los i3 e i8 de BMW.

Por Redacción Motor

06:46 p.m. 25 de agosto del 2015
Otro ‘i’ de BMW

Otro ‘i’ de BMW

Esa base le permite rodar como una seda, y sin mayor esfuerzo del pedalista, sobre todo tipo de terrenos. Su novedosa solución es la primera de este tipo implementada en vehículos de pedal.

La racha de lanzamientos de bicicletas diseñadas o avaladas por prestigiosas marcas de vehículos no es casualidad. Responde a la tendencia de las grandes ciudades del mundo a darle prioridad a una movilidad más amigable con el medio ambiente, una moda de la cual no quieren apartarse quienes fabrican carros, ya que les sirve para atrapar no solo a los ciclistas, sino también a conductores que buscan marcas reconocidamente ‘verdes’.

BMW lo entendió hace un buen tiempo, de ahí que haya desarrollado una unidad de negocios exclusiva, bautizada ‘i’, de la cual salieron el i3 y el i8, dos modelos que están dando de qué hablar en los diferentes mercados donde ruedan, por su avanzada tecnología y soluciones de diseño.

El turno ahora es para esta bicicleta, perteneciente al segmento eBike de la compañía HNF de Berlín -especializada en el desarrollo de este tipo de aparatos con motor eléctrico-, a la cual le fue implementada el mismo principio técnico de los autos enchufables de BMW, con soluciones más aterrizadas a las necesidades de movilidad del pedalista.

La Heisenberg XF1 es una cicla todoterreno aparentemente convencional, pero tiene un sistema llamado “brazo oscilante de unidad de tracción”, un nombre tan complejo como los mecanismos que lo componen y que, grosso modo, permiten que el tren de transmisión (anteriormente unido al marco principal) “flote libremente” para prescindir del tensor de cadena convencional.

Otro ‘i’ de BMW

Otro ‘i’ de BMW

Esto se traduce en un andar mucho más suave, pero eficiente, pues el motor, los engranajes y la cadena de transmisión se integran en un módulo de suspensión que permite un recorrido hasta de 150 milímetros en la llanta trasera, a diferencia de la amortiguación convencional, que funciona, exclusivamente, mediante la fuerza. Aquí, el motor asiste por igual durante la aceleración cuando se circula por sitios escarpados o si se viaja a grandes velocidades.

Dicho de otro modo, este complejo aparato logra un rodaje óptimo sin importar el uso que se le dé, de ahí que su diseño sea especialmente condescendiente con la postura del conductor: no en vano incluye un marco liviano y altamente resistente, el brazo oscilante trasero flexible descrito y un sistema de cambios sin tensor de cadena, que, al igual que un vehículo eléctrico, permite un andar progresivo y eficiente desde la primera aceleración.

Al final, lo que se logra es que la proporción de la fuerza humana durante la conducción sea mucho más pequeña y que desaparezcan los balanceos desagradables cuando se acelera o se frena, incluso sobre vías extremadamente irregulares, como sucede con cualquier vehículo todoterreno de alto performance.

Otro ‘i’ de BMW

Otro ‘i’ de BMW

Cuatro claves de esta cicla eléctrica

LA CORREA DE TRANSMISIÓN, hecha en fibra de carbono, es 20 por ciento más liviana que una cadena de acero y va unida a poleas patentadas de larga vida que no precisan mantenimiento.

LA UNIDAD DE ENERGÍA es una batería de iones de litio de 400 Wh que se puede quitar e instalar fácilmente. En la ciudad, y con viento a favor, su autonomía llega hasta 130 kilómetros.

SOBRE EL MANUBRIO, un pequeño computador Bosch permite programar cualquiera de los cinco modos de conducción que tiene la bicicleta y recibir datos sobre velocidad, distancia, terreno, entre otros.

LOS CUATRO PISTONES de frenado que componen el sistema Magura MT7 permiten total eficiencia durante pruebas extremas de ciclocrós o mientras desciende de montañas empinadas.

Otro ‘i’ de BMW

Otro ‘i’ de BMW

Ya está en fabricación

La patente del brazo oscilante de unidad de tracción, desarrollado en colaboración con el departamento BMW Research and Technology, tuvo su origen en la primera etapa del estudio de mercado de BMW i, y ahora equipará a la Heisenberg XF1. Este sistema es aplicable a varios diseños y tamaños de marco ofrecidos por la compañía alemana HNF.

DATO

El largo del tubo del asiento es de 460 milímetros y la distancia entre el manubrio y el sillín es de 602. Mide 1.190 milímetros de largo y el tenedor, 599 milímetros hasta la base del manubrio.

Noticias recomendadas

Más noticias

El BMW X2 se puso de moda en Milán

Aunque el nuevo BMW X2 todavía no sale al mercado, el futuro integrante de la familia BMW X ya se dejó ver camuflado en la selva urbana. Adelanto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.