El BMW i3, un carro que se fabricó desde cero para ser eléctrico, llegó a Colombia

Este auto representa la apuesta de BMW en materia de cero emisiones. Es 100% eléctrico, tiene una autonomía de 130km, se carga en máximo 6 horas, fibra de carbono y un diseño único. Vale 140 millones.

Redacción Motor

06:04 p.m. 22 de octubre del 2014

Fotos del nuevo BMW i3 que llegó a Colombia

 El BMW i3 nació para ser eléctrico y llegó a Colombia. Desde que se inició el proyecto de su fabricación todo se pensó para que fuera un vehículo alimentado por baterías, liviano, que ofreciera un buen rango de autonomía, una carga rápida, soluciones inteligentes en el interior, además de muy buen espacio, y que su diseño también fuera además de práctico, para maniobras urbanas, también atractivo.

La mayoría de las premisas se cumplieron, quizá sólo el diseño divide opiniones. Para algunos es muy cuadrado para ser un BMW, para otros demasiado arriesgado y también se encuentra a quien enmarca perfectamente su estilo dentro de su espiritú ecológico. Pero lo demás cumplió.

Por eso este carro que llega a nuestro mercado, el segundo en Latinoamérica después de Brasil, tiene la tecnología más avanzada y usable en materia de carros eléctricos. Por ejemplo, su chasis y varios páneles de su carrocería se hicieron en fibra de carbono, un material resistente y sobre todo liviano, que hace un tiempo sólo pertenecía al segmento de los ultra deportivos, pero que ahora empieza a volverse popular a gran velocidad y con el que BMW está desmostrando que se puede producir en serie.

Al mismo tiempo, este material le permitió a los diseñadores darle una curiosa novedad con una puerta trasera que pivota sobre el paral C y la eliminación del paral intermedio, el B, para darle una apertura amplia y un acceso muy a cualquiera de los cuatro asientos del carro.

Pero además el ensamblaje en sí mismo de su carrocería es toda una innovación. El i3 tienen un 'esqueleto' compuesto por la jaula del habitáculo, hecha en fibra de carbono, y que se denominó Life y estase une a un módulo denominado Drive, hecho en aluminio, que es donde se deposita la totalidad de los componentes técnicos del conjunto propulsor y del chasís. Con estos dos materiales, el BMW i3 pesa apenas 1.195 kilogramos, mucho menos que cualquier carro de su tamaño.

Además, el peso está repartido 50/50 entre ambos ejes pues el motor eléctrico y la caja están ubicados sobre el posterior y la batería de ión litio está alojada en un bastidor de aluminio en la parte baja del carro, al igual que el acumulador, lo que le da un bajo centro de gravedad con un comportamiento torsional estupendo.

Una dinámica impecable y urbana
El motor eléctrico del BMW i3 tiene una potencia de 125 kW, equivalentes a unos 170 caballos y entrega un torque de 250 Nm desde el mismo momento en que el auto se pone en marcha precisamente por ser eléctrico y, además, la caja a la que está acoplado es una CVT. Así, el carro puede acelerar de 0 a 100 kph en 7,2 segundos, una cifra muy baja para su tamaño y su velocidad máxima es de 150 kph, limitada de forma electrónica por razones de eficiencia.

La autonomía es de 130 y puede ir hasta 160 kilómetros en condiciones normales de uso diario mientras que el consumo de corriente es de 0,13 kilovatios/hora por kilómetro según el nuevo ciclo europeo de pruebas (NEDC), lo que significa que es muy bajo.

Para optimizar la carga, que se puede hacer de forma rápida en estaciones especiales en un tiempo de 20 minutos o domésticas que pueden llegar a ser de máximo 6 horas para una carga completa, el BMW i3 también cuenta con funciones de recuperación cuando el conductor retira el pie del pedal del acelerador, lo que significa que el motor eléctrico deja de servir para el movimiento y se encarga de generar energía para alimentar las baterías en ese momento de inercia en el que el vehículo sigue moviéndose.

Este sistema está pensado para el tráfico pesado. Es decir, en un trancón, el conductor solo debe acelerar un poco y a esas bajas velocidades, si suelta el acelerador, el i3 va frenando sólo hasta detenerse, por lo cual el uso del freno tiende a ser el menor posible.

Esta eficiencia se traslado hasta las ruedas. Por ejemplo, los rines son en aluminio y pesan menos de 7 kilos y las llantas de 155 / 70 R19 se hicieron especialmente para el BMW i3, pues son muy estrechas para que ofrecieran la mínima resistencia al avance sin descuidar una dirección precisa y agil.

Y sí, el carro acelera como un 'cañon' desde el comienzo, camina muy bien y es muy agradable de conducir y tiene muchos detalles de diseño y de manejo que van a ser explorados en la próxima edición de Revista Motor impresa para este carro con el que la marca ingresa en el segmento de los carros Cero Emisiones aunque en un precio que buscará clientes particulares pues se venderá en dos versiones. Loft y Swift, desde los 140 millones de pesos.

Curiosidades mecánicas
La palanca de cambios y el botón Start/Stop se encuentran juntos en un mismo elemento de mando sobre la columna de la dirección. Las marchas se seleccionan mediante una perilla que, además, se puede desplazar hacia adelante o hacia atrás, dependiendo de la selección del sentido del movimiento.

El tablero de instrumentos y la pantalla Control Display de 10,2 pulgadas son flotantes. La cámara de reversa sorprende por su realismo y fidelidad.

En la parte inferior central del millaré se encuentra un tablero plano, ligeramente inclinado hacia el conductor, que alberga los mandos para el climatizador y del sistema de audio. El botón de mando Controller y las teclas de accionamiento directo del sistema iDrive se encuentran entre el conductor y su acompañante, a la altura de las banquetas de los asientos.

La conectividad del BMW i3 es total. Tiene sistema de navegación y conexión a diferentes sistemas. Incluso se puede planear la ruta en función de la autonomía restante.

Se puede cargar en la casa, pero en vez de utilizar una toma de corriente normal, el cliente puede optar por la instalación de una BMW i Wallbox.

Pruebas realizadas en Bogotá, el costo por kilómetro recorrido del BMW i3 es de $80 pesos, una cuarta parte de los $350 de un BMW de similar potencia movido con motor a gasolina.

En la práctica, el tiempo de carga del 80% de la capacidad de la batería es de menos de 30 minutos con 50 kW y, para el 100%, en aproximadamente unas 8 horas en toma de corriente doméstica.

DATOS
Las dimensiones del BMW i3 son: 4 metros de largo, 1.77 de ancho y 1.58 de alto.

La suspensión del BMW i3 tiene un eje delantero de articulación única con amortiguadores telescópicos Mc Pherson y un eje posterior de cinco brazos, fijado directamente al módulo Drive.

Los faros para el día y los stops tienen forma de 'U' en diodos, rasgo de identificación de la línea i. Los estops están integrados de forma completa al portón trasero.

Otro beneficio de este vehículo es que en la ciudad de Bogotá está excluido de la medida de pico y placa, según Decreto 575 de 2013.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.